PUBLICIDAD

Muestran que el estrés materno afecta al desarrollo cerebral del feto

Cuando la madre vive situaciones estresantes durante el embarazo, como la muerte de un ser querido o la separación de su pareja, el cerebro del futuro bebé experimenta alteraciones en la materia blanca, según un estudio.
Escrito por: Caridad Ruiz

11/10/2019

Mujer embarazada con estrés

El estrés de la madre en el embarazo podría afectar al desarrollo cerebral del feto y al comportamiento futuro del niño, según un estudio publicado en la revista Biologycal Psychiatry. Siempre se ha especulado sobre el efecto que tiene el estrés materno sobre el bebé, pero la realidad es que hay pocos estudios científicos que analicen esta relación.

Ahora, un estudio del King’s College de Londres (Reino Unido) ha encontrado que cuando la madre ha vivido situaciones de estrés una zona del cerebro fetal tiene un desarrollo anómalo. En concreto, el fascículo uncinado, un área de la sustancia blanca del cerebro, que va de la parte inferior del lóbulo frontal al polo temporal.

La resonancia del cerebro de los bebés mostró alteraciones

En el estudio se analizó el desarrollo de 251 bebés prematuros, cuyas madres tuvieron que contestar a un cuestionario con preguntas sobre experiencias estresantes en el embarazo, como por ejemplo si tuvieron que mudarse de casa o hacer un examen, o si vivieron la muerte de un ser cercano o la separación o el divorcio de su pareja.

En las madres que manifestaban mayor nivel de estrés en el embarazo, la sustancia blanca de los bebés estaba alterada

Según las situaciones y su gravedad se les dio una puntuación. A los bebés, por su parte, se les realizó una prueba de imagen llamada tensor de difusión, una variante de la resonancia magnética que crea imágenes del recorrido de las fibras nerviosas en la materia blanca del cerebro. Así observaron que en las madres que manifestaban mayor nivel de estrés en el embarazo y la etapa previa al parto, la sustancia blanca de los bebés estaba alterada.

Para las autoras del trabajo, Alexandra Lautarescu, doctoranda en Imagen y Salud Perinatal, y la profesora Serena Counsell, directora de Neuroimagen Avanzada del King’s College, el estrés materno suele ser obviado por los ginecólogos, y si bien se presta mucha atención a los síntomas de la depresión, normalmente en las consultas no se pregunta por la ansiedad o estrés de la madre, por lo que no se recomienda ninguna terapia que alivie esa carga mental, y de paso evite un mal desarrollo cerebral del feto.

Las investigadoras advierten que se necesitan más estudios para comprobar si esos cambios en el desarrollo del cerebro de los niños tienen consecuencias posteriores a lo largo de su infancia y adolescencia, o en la etapa adulta, pero aconsejan que se preste apoyo a estas mujeres, tanto durante la gestación, como en el periodo perinatal, para mejorar su salud mental y prevenir las consecuencias que estos problemas pueden tener sobre los recién nacidos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD