PUBLICIDAD

Un fármaco para el cáncer humano podría curar tumores de tortuga marina

La fibropapilomatosis, una enfermedad que causa tumores en las tortugas verdes marinas amenazando su supervivencia, podría curarse gracias a un fármaco quimioterápico empleado en humanos.
Escrito por: Eva Salabert

14/06/2018

Tumor en la tortuga marina

La incidencia de estos tumores en tortugas se ha multiplicado por diez en la pasada década.

La fibropapilomatosis es una enfermedad tumoral que afecta a las tortugas marinas, que se caracteriza por la aparición de tumores tanto externos, alrededor de los ojos, la boca y las aletas –lo que dificulta su visión, alimentación y capacidad de movimiento–, como internos. Se considera una gran amenaza para la supervivencia de las tortugas verdes (Chelonia mydas), que están en peligro de extinción, según la Lista Roja de la UICN, y por ello los científicos llevan tiempo investigando la forma de curar este cáncer.

Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad de Florida ha realizado un estudio que revela que la fibropapilomatosis tiene ciertas similitudes genéticas con algunos tipos de cáncer humano. Estos especialistas compararon la actividad genética de los tumores con la de tejidos procedentes de tortugas verdes sanas y descubrieron que los tumores proliferan gracias a una red de proteínas muy parecida a la que está presente en un tipo de cáncer de piel que afecta a las personas, el carcinoma de células basales.

La administración de fluorouracilo (5-FU) tras la extirpación de los tumores en las tortugas redujo la recidiva de la enfermedad entre un 60% y un 18%

Esto les hizo pensar que la fibropapilomatosis, que se origina a causa del virus chelonid herpesvirus 5, o ChHV5, podría responder a tratamientos anticáncer que se utilizan actualmente con los pacientes humanos. En concreto, la administración del fármaco quimioterápico fluorouracilo (5-FU) tras la extirpación quirúrgica de los tumores en los animales redujo la recidiva de la enfermedad entre un 60% y un 18%.

Los investigadores extrajeron los tumores oculares de un grupo de tortugas, y después aplicaron 5-FU en la piel de 121 de ellas. Solo el 18% de las tortugas tratadas con el medicamento sufrieron una recidiva tumoral, en comparación con el 68% de aquellas a las que no se medicó tras la cirugía. Los resultados suponen un gran avance para erradicar la enfermedad, aunque son necesarios nuevos ensayos para comprobar si el fármaco también resulta efectivo en tumores situados en otras zonas de la piel, y para probar otras terapias.

La polución aumenta el riesgo de que las tortugas enfermen

Se estima que la incidencia de estos tumores se ha multiplicado por diez en la pasada década, aunque gracias a las medidas adoptadas para la protección de las tortugas verdes, que han permitido reducir el número de ejemplares capturados o atrapados en redes de pesca, se ha evitado su extinción.

Sin embargo, al igual que la exposición a los rayos solares constituye un factor de riesgo para que las personas sufran cáncer de piel, a estos animales también les afecta la radiación ultravioleta –que se ha incrementado a consecuencia del adelgazamiento de la capa de ozono– y otros factores ambientales como la polución, ya que se ha observado que esta enfermedad es menos frecuente en las tortugas que habitan en un entorno limpio, aunque incluso estos animales pueden ser portadores del virus ChHV5.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD