PUBLICIDAD

Noticias Mente y emociones

La felicidad es el mejor remedio contra la enfermedad

Las personas que se sienten más contentas y tienen una visión de la vida optimista y positiva son menos propensas a padecer enfermedades como depresión, insomnio, estrés, anorexia, osteoporosis o migrañas.
La felicidad es el mejor remedio contra la enfermedad

25 de Julio de 2011

Aquellas personas que habitualmente están contentas y tienen una visión de la vida optimista y positiva sienten que su salud es mejor y tienen una menor tendencia a padecer enfermedades como insomnio, estrés, depresión, anorexia, osteoporosis, migrañas, o hipercolesterolemia, en comparación con las que disfrutan de un menor nivel de felicidad, que son más propensas a percibir con mayor intensidad los trastornos, tanto psicológicos como físicos, que les aquejan.

Esta es la principal conclusión que se desprende del trabajo 'La felicidad y la percepción de la salud', que han llevado a cabo el Instituto Coca-Cola de la Felicidad y la Universidad Complutense de Madrid.

El informe, que confirma la asociación que existe entre nivel de felicidad y salud y bienestar, ha recabado datos a través de las entrevistas que se han realizado a 3.000 españoles, y revela también que los trastornos psicológicos influyen más sobre el nivel de felicidad que las afecciones físicas.

El coautor del estudio, Gonzalo Hervás, profesor de la Facultad de Psicología de la UCM señala que han comprobado que la salud de la mente influye tanto o más que los problemas físicos sobre la forma que tienen los individuos de percibir su estado general de salud, mientras que la infelicidad está más relacionada con problemas de carácter psicológico que con las afecciones físicas. Ejemplo de ello es que la depresión tiene una incidencia nueve veces menor entre las personas que declaran ser más felices que entre aquellos que no lo son.

El apoyo social, clave contra las adversidades

En las entrevistas realizadas a los participantes en el estudio, se ha observado la importancia del apoyo social que suponen los familiares y amigos para afrontar las afecciones de salud y las adversidades. Y es que sentirse acompañado contribuye a que los individuos perciban que su estado de salud es mejor, y también les ayuda a mantener su satisfacción vital en los momentos en que su salud se deteriora o cuando atraviesan una situación difícil.

Diversos estudios han demostrado que la felicidad y el bienestar ejercen un efecto positivo sobre el sistema inmunitario, el neuroendocrino, o el aparato cardiovascular

El estudio también ha revelado que los individuos optimistas y que tienen mayor capacidad para sobreponerse a la adversidad no ven disminuída su felicidad ni su satisfacción vital cuando tienen problemas, al contrario de lo que ocurre con las personas cuyo optimismo y satisfacción vital se encuentran en niveles bajos.

Joseph Mª Serra-Grabulosa, profesor del Departamento de Psiquiatría y Psicobiología Clínica de la Universidad de Barcelona, opina que cada vez existe una mayor evidencia científica acerca de la influencia que tiene la felicidad sobre la salud. De hecho, diversas investigaciones han demostrado que la felicidad y el bienestar ejercen un efecto positivo sobre el sistema inmunitario, el neuroendocrino, o el aparato cardiovascular. El especialista cree que es muy importante que se investigue a fin de profundizar en la manera en que el bienestar y la felicidad pueden favorecer la salud, así como en la forma de influir en la felicidad disfrutando de un buen estado de salud.

Fuente: Instituto Coca-Cola de la Felicidad y Universidad Complutense de Madrid

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD