PUBLICIDAD

Noticias Mente y emociones

Un análisis de sangre podrá diagnosticar el autismo en niños

Investigadores de EE.UU. han descubierto una manera más objetiva y precisa de diagnosticar el autismo en niños mediante aspectos biológicos, basado en el análisis, a través de la sangre, de marcadores metabólicos.
Doctor haciendo un análisis de sangre a un niño.

1 de cada 68 niños en el mundo presenta autismo.

31 de Marzo de 2017

A pesar de la importancia que tiene diagnosticar el autismo en fases precoces, nunca ha sido tarea fácil. Una dificultad que se ha debido, además de al origen desconocido de esta enfermedad, a que hasta ahora tampoco se disponía de las herramientas necesarias para detectarlo y su diagnóstico se basaba, principalmente, en la percepción de síntomas conductuales. Algo que parece haber dado un giro, y muy positivo. Investigadores del Rensselaer Polytechnic Institute de Nueva York han descubierto una manera más precisa y objetiva de diagnosticar el autismo en los niños. Una vía que ya no se basa en aspectos conductuales y subjetivos, sino que directamente analiza aspectos biológicos. Es decir, el nuevo método puede predecir, a través de un análisis de sangre, si el niño padece TEA (Trastorno del Espectro Autista) o no.

Los niños con autismo presentan algunos procesos metabólicos alterados

Para llegar a este hallazgo, el estudio, dirigido por Juergen Hahn y Daniel Howsmon y publicado en PLOS Computational Biology, analizó a un total de 159 niños, 83 de ellos con autismo y 76 libres de enfermedad. Todos ellos tenían entre tres y diez años. Lo que los especialistas analizaron de cada participante fue, a través de análisis de sangre, diferentes marcadores metabólicos. Concretamente, aquellas sustancias procedentes de procesos como las vías dependientes de folato (FOCM) o la transulfuración (TS) y vieron que, justamente, dichos procesos metabólicos moleculares se veían alterados en aquellos menores que padecían autismo.

Este análisis de sangre que identifica diversos marcadores moleculares fue capaz de clasificar correctamente a casi un 98% de los niños con autismo

Además, el estudio demostró que dicha prueba no solo era eficaz, sino que también resultó ser altamente precisa y sensible, pues fue capaz de clasificar correctamente a casi un 98% de los niños con autismo y a un 96% de los menores sanos.

Este análisis tardará unos años en llegar a la práctica clínica

A pesar de los buenos resultados obtenidos, los investigadores se muestran cautos y reconocen que aún hacen falta más estudios para constatar la indicación del nuevo método diagnóstico. Por ello, aunque a corto plazo no pueda utilizarse, y se estima que tardará unos años en llegar a la práctica clínica, los especialistas se muestran optimistas al afirmar que dicho hallazgo posiblemente pueda abrir nuevas vías de tratamiento, que se centren en aquellas vías metabólicas que no funcionan correctamente en las personas con autismo, es decir la FOCM y TS.

Se estima que un 1,5% de los niños a nivel mundial, uno de cada 68 niños, presenta un Trastorno del Espectro Autista (TEA), es decir, una afección en el neurodesarrollo que normalmente se manifiesta antes de los tres años de vida. Los menores aquejados por esta enfermedad suelen mostrar síntomas como incapacidad para mantener el contacto visual, mostrar una hipersensibilidad y enrabietarse de manera excesiva, además de adquirir comportamientos repetitivos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD