La aspirina no reduce el riesgo de cáncer colorrectal en mayores de 70

El uso de aspirina puede ayudar a reducir la incidencia de cáncer colorrectal entre adultos de mediana edad, pero según un estudio no proporciona ningún beneficio para ello si se empieza a consumir a partir de los 70 años.
Escrito por: Eva Salabert

25/01/2021

Aspirina ¿protege del cáncer colorrectal?

Existen claras evidencias de que el consumo diario de aspirina aporta beneficios para reducir la incidencia del cáncer colorrectal en personas de mediana edad, a pesar de que tiene algunos riesgos porque puede causar, por ejeplo, hemorragia gastrointestinal, pero no se había determinado si los adultos mayores deberían también empezar a tomar este fármaco o si en ellos tiene el mismo efecto protector. Ahora, un nuevo estudio ha comprobado que su uso diario no disminuye el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer en las personas que comienzan a tomarlo a partir de los 70 años.

Aspirina es el nombre comercial del ácido acetilsalicílico, y como se conoce popularmente a este medicamento, que ya se había relacionado con una reducción del riesgo de desarrollar tumores del tracto digestivo. Un equipo de científicos liderados por Andrew T. Chan, gastroenterólogo y jefe de la Unidad de Epidemiología Clínica y Traslacional del Hospital General de Massachusetts (MGH), decidieron investigar a qué edad deben comenzar a tomar el fármaco de forma regular los adultos y durante cuánto tiempo para que reduzca el riesgo de cáncer colorrectal.

El consumo regular de aspirina se asoció a un menor riesgo de cáncer colorrectal en las personas de 70 años o más, pero solo si habían empezado a tomarla antes de los 70 años

Los autores de la investigación, que se ha publicado en JAMA Oncology, llevaron a cabo un análisis de dos grandes estudios de cohorte realizados previamente en Estados Unidos, el 'Nurses' Health Study' (entre enero de 1980 y junio de 2014) y el 'Health Professionals Follow-up Study' (desde enero de 1986 hasta enero de 2014), de los que obtuvieron datos sobre el consumo de aspirina de más de 94.500 individuos que habían participado en ellos durante alrededor de 35 años, lo que les proporcionó “una oportunidad única para comprender el efecto del uso de la aspirina a lo largo de la vida sobre el riesgo de cáncer”, según han declarado estos científicos.

Los investigadores comprobaron así que el consumo regular de aspirina se vinculaba con un menor riesgo de desarrollar cáncer colorrectal entre las personas de 70 años o más. Sin embargo, esta ventaja solo era significativa entre aquellas que habían empezado a tomar el medicamentos antes de los 70 años, mientras que los participantes que habían comenzado a tomar aspirina de manera regular a partir de esa edad no parecían conseguir ningún beneficio.

Tomar aspirina pasados los 70 podría aumentar el riesgo de morir por cáncer

La aspirina está considerada como el agente mejor indicado para proteger contra el cáncer colorrectal, y actualmente su uso está recomendado por el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos (U.S. Preventive Services Task Force) en las personas de entre 50 y 59 años con perfil de riesgo cardiovascular debido a su efecto protector frente a las patologías cardíacas.

Chan ha declarado que “hay una considerable evidencia de que la aspirina puede prevenir el cáncer colorrectal en adultos de entre 50 y 70 años, pero no está claro si este efecto es similar en adultos mayores”. De hecho, el reciente ensayo ‘Aspirin in Reducing Events in the Elderly (ASPREE)’ ha revelado que los participantes que tomaban a diario un dosis de 100 mg de aspirina después de los 70 años de edad durante unos cinco años tenían un 30% más riesgo de morir por cáncer.

Los participantes que tomaban a diario un dosis de 100 mg de aspirina después de los 70 años de edad durante unos cinco años tenían un 30% más riesgo de morir por cáncer

La gran mayoría de los participantes en este estudio (el 89%) no había tomadado nunca aspirina regularmente antes de formar parte del mismo. El equipo de Chan también ha informado de que los participantes del ASPREE que tomaban aspirina no experimentaron ni un aumento ni una disminución en su riesgo de desarrollar cáncer a pesar de tener un incremento en el riesgo de morir a causa de esta enfermedad.

El estudio actual confirma que comenzar a tomar aspirina a una edad avanzada no está asociado con un menor riesgo de cáncer colorrectal. Sin embargo, destaca que existe un potencial beneficio de continuar tomando el fármaco si su consumo se inició a una edad temprana, ya que, según los autores del trabajo, sus resultados “sugieren firmemente que hay una potencial diferencia biológica en el efecto de la aspirina a edades avanzadas que requiere una mayor investigación”.

Chan concluye que a medida que la gente se hace mayor, y si todavía no están tomando aspirina, es necesario determinar primero si los beneficios de empezar a tomar el fármaco superan a los riesgos asociados a ello, como el sangrado gastrointestinal.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD