Google+
YouTube

Belleza y bienestar

Micosis cutáneas
Tiña, pie de atleta, candidiasis, pitiriasis versicolor... son algunas de las micosis cutáneas, infecciones producidas por hongos, que pueden localizarse en cualquier parte de la piel. Conoce cómo controlarlas.

Micosis cutáneas

Las micosis cutáneas son enfermedades producidas por hongos, muy frecuentes en climas cálidos con alta humedad.

La piel es un órgano donde se localizan muy frecuentemente las infecciones micóticas en el hombre, las cuales pueden clasificarse en superficiales y profundas.

Cada especie tiende a producir sus propios rasgos clínicos, aunque a menudo varios de ellos ocasionan erupciones idénticas, otras veces son distintas y otras con unas características que permiten la identificación de las especies con sólo examinar al paciente.

Los animales domésticos, perros y gatos, son los responsables de la transmisión al hombre, así como el agua puede ser reservorio (aloja el germen) de la enfermedad. Vivir en zonas húmedas, como los trópicos, tener una bajada de defensas o haberse sometido a tratamientos quimioterápicos son algunas de las posibles causas del origen de las micosis.

Zonas donde pueden aparecer las micosis

Las micosis pueden localizarse en cualquier parte del cuerpo, afectando al cuero cabelludo, o presentarse como manchas pigmentadas en el resto de la piel.

También pueden ocasionar fisuras interdigitales de las manos y de los pies o zonas inflamadas en las axilas e ingles.

La fuente de contaminación puede provenir de otro ser humano, de un vector animal (gatos, perro, conejos) o puede estar en la tierra.

El hongo produce una forma de resistencia denominada espora y puede permanecer meses en un ambiente hasta que se encuentra un lugar propicio donde desarrollarse.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 23/03/2013

PUBLICIDAD

Entrevista

Dr. Francisco Martín Espinosa

Experto en tratamiento de la alopecia

"Aproximadamente un 50% del éxito de los implantes de pelo depende del tratamiento médico que se administre conjuntamente"

 

1% aumenta el riesgo de infección grave cada día de ingreso hospitalario

Cada día que pasa en el hospital un paciente que ha contraído una infección, aumenta el 1% el riesgo de que ésta se vuelva multirresistente y no responda al tratamiento habitual.

Fuente: 'Universidad Médica de Carolina del Sur (EE.UU.)'

 

PUBLICIDAD