PUBLICIDAD

Mascotas
Conjuntivitis en el gato
La conjuntivitis es muy frecuente en los felinos domésticos, y reconocer sus síntomas es importante para determinar su causa y aplicar el tratamiento adecuado. Te explicamos cómo cuidar los ojos de tu gato y evitarle problemas.
Escrito por María Bayón Piedrabuena, Veterinaria clínica de pequeños animales

Síntomas de la conjuntivitis en los gatos y complicaciones

El signo más característico de la conjuntivitis del gato es la hiperemia; es decir, el incremento del riego sanguíneo en la conjuntiva, que se traduce en un enrojecimiento del ojo del felino. No debe confundirse con la congestión de los vasos de la episclera (el “blanco de los ojos”), más gruesos, con un trayecto más recto, y de un rojo más oscuro, que suele ser indicativo de procesos más graves del globo ocular, como el glaucoma.

Junto a ello, aparecen otros síntomas de conjuntivitis. Así, en ocasiones la conjuntiva se vuelve edematosa, dando la sensación de hinchazón; es lo que se conoce como quemosis. La secreción ocular es habitual en la conjuntivitis y otras enfermedades oculares que afectan a los gatos, pudiendo ser serosa (transparente), mucoide (semitransparente y algo más densa), purulenta (espesa y de color amarillo o verdoso), o mixta. Muchas veces, la propia inflamación y el acúmulo de secreciones desencadenan una sensación de prurito o picor, que se manifiesta con rascado.

Posibles complicaciones de la conjuntivitis felina

Cuando se presenta la conjuntivitis, debemos tener especial cuidado, ya que los gatos podrían autolesionarse con sus uñas, provocándose úlceras corneales. Estas son muy molestas, incluso dolorosas, y nuestro gato puede mostrar signos de dolor, cerrando sus párpados, sobresaliendo el tercer párpado o membrana nictitante (una pequeña porción en forma triangular que emerge en el ángulo del ojo) o, más sutilmente, mostrándose más apático o escondiéndose.

Dado que el origen de una conjuntivitis del minino puede radicar en una enfermedad que afecte a otros órganos, es importante observar y recordar otros síntomas que tu gato haya podido mostrar en las últimas semanas. Por ejemplo, en el caso del Herpesvirus felino, se producen otros síntomas relacionados con la afectación del tracto respiratorio superior, como secreción nasal, estornudos, tos, o disnea.

Actualizado: 7 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Entrevista a Carlos Rodríguez, veterinario experto en adopción animal

El veterinario Carlos Rodríguez ha escrito una guía de adopción responsable de mascotas, para fomentar esta alternativa solidaria y facilitar la integración del animal.

Carlos Rodríguez

Veterinario, Presidente de Mascoteros Solidarios y autor de ‘Llévame contigo’, una guía de adopción responsable
"Debería ser condición sine qua non que a las personas que quieran convertirse en futuros dueños de una mascota se les proporcionara una formación básica sobre ese animal y los cuidados y la educación que necesita"

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD