PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Tecarterapia
La tecarterapia es un tratamiento doble que combina las terapias manuales clásicas con la aplicación de corrientes eléctricas, que elevan la temperatura en ciertas zonas del cuerpo, con fines preventivos o curativos.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Cómo es una sesión de tecarterapia

Cómo es una sesión de tecarterapia

La aplicación de la tecarterapia alivia el dolor de la zona lesionada y reduce la inflamación.

Una sesión de tecarterapia puede ser muy diferente según el tipo de lesión que tenga el paciente que acude al centro de fisioterapia, tal y como manifiesta Laura Berdial Alonso, fisioterapeuta del Centro Pilates y Fisio Bahía Santander, quien añade que, no obstante, este tratamiento “es una herramienta más para el profesional ya que, sin el uso de otras técnicas manuales de fisioterapia, los resultados no son los mismos”.

En primer lugar, el fisioterapeuta hablará y explorará al paciente con el objetivo de realizar el diagnóstico y valorar cuál es el tratamiento más indicado para su tipo de problema. Si la tecarterapia es el elegido, Laura Berdial señala que “en el protocolo de tratamiento nos centraremos en el uso de los diferentes sistemas (capacitivo o resistivo), en el tiempo de tratamiento, y en la combinación con otras técnicas de fisioterapia (masaje, estiramientos, movilizaciones, punción seca…)”. En este sentido, David Fernández Alonso, fisioterapeuta y propietario de la Clínica Madrid FisioTecar, añade que “esta tecnología consigue un alivio inmediato del dolor en la zona, reduce la posible inflamación, y relaja la musculatura, facilitando en gran medida la labor del fisioterapeuta, y permitiéndole realizar su trabajo de la forma más placentera posible para el paciente”.

Aunque una sesión de tecarterapia varía según la lesión del paciente y el centro en que se realiza, David Fernández explica que una sesión tipo pasa por cinco etapas:

1. Se da un masaje general por todo el cuerpo con esencias específicas con propiedades relajantes, linfoarticulares y termoactivantes. Con ello se pretende que el paciente se relaje, bajando así las resistencias del cuerpo y permitiendo que se responda mejor a la terapia.

2. Se limpia el cuerpo con una solución dermopurificante para eliminar las esencias que se han aplicado con el masaje previo y las posibles impurezas que haya en la piel.

3. Es el momento de aplicar la tecarterapia sobre la zona afectada.

4. El fisioterapeuta aplica una terapia manual ajustada a la lesión que se quiera tratar y, si es necesario, terminará esta parte con un vendaje empapado con una solución desfatigante, sobre todo en casos de fatiga muscular o retención de líquidos, como explican desde Human Tecar.

5. Al igual que se empezó la sesión con una esencia relajante, se termina con una esencia tonificante que ayudará a recuperar el tono muscular correcto.

Actualizado: 11 de Febrero de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD