PUBLICIDAD

Snorkel, claves para practicarlo
El snorkel es una de las actividades más llamativas, sencillas y beneficiosas que se pueden hacer para conocer el mundo submarino. Antes de lanzarte al agua te aconsejamos sobre la técnica adecuada y el material que necesitarás.
Escrito por L. García, Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio

Beneficios del snorkel y contraindicaciones de su práctica

Pareja practicando snorkel

Ponerse las gafas de bucear, el tubo y zambullirse en el mar a disfrutar de un paisaje diferente ya podría ser suficiente motivo para practicar snorkel. Pero, además, sumergirse en el mundo del snorkel reporta distintos beneficios para la salud de sus practicantes. Así, cualquiera que se lance a probar esta disciplina y lo realice adecuadamente o de forma frecuente podrá conseguir:

  • Tonificar la musculatura. Aunque en el snorkel se mueven especialmente las piernas, el cuerpo trabaja de manera global, lo que ayuda a conseguir un cuerpo más tonificado. Realizar esta actividad en un medio acuático -en el que no existe apenas impacto- reduce el riesgo de sufrir lesiones. Además, el trabajo muscular en el agua sufre de una resistencia mayor, con lo que se mejora la resistencia y potencia muscular más rápidamente.
  • Aumentar la capacidad pulmonar. El aspecto clave para disfrutar de una buena jornada de snorkel es controlar la respiración, que tiene que ser profunda y tranquila para no agotar el oxígeno con demasiada rapidez. Este entrenamiento aumentará la capacidad respiratoria y ayudará al organismo a trabajar en deportes o situaciones en las que la cantidad de oxígeno es más limitada, como en el montañismo.
  • Lograr un sistema cardiovascular más potente. Una buena técnica de respiración ayuda a fortalecer el corazón y reducir la presión sanguínea. Además, hacer snorkel en profundidad hará que el organismo atraviese diferentes temperaturas y la circulación se active.
  • Desarrollar habilidades motoras como la coordinación psicomotriz o la visomanual, además de la orientación espacial.
  • Mejorar la elasticidad y la flexibilidad. El trabajo totalmente bajo el agua carece de gravedad, por lo que el cuerpo puede realizar movimientos más amplios sin la misma sensación de dolor que se tendría fuera del agua.
    Mujer practicando snorkel
  • Controlar el peso. El snorkel es una actividad física que puede ayudar a quemar calorías y conseguir un cuerpo más delgado.
  • Reducir los niveles de estrés. Bajo el agua se vive en silencio, en un ambiente tranquilo en el que se flota y el movimiento es suave y calmado. Todo esto otorga un estado de relajación que ayuda a desconectar de los problemas diarios mientras se disfruta del paisaje submarino.
  • Aumentar la felicidad. Realizar actividades al aire libre siempre es un buen aliciente para disfrutar de la vida, pero además supone la liberación de endorfinas que convierten al snorkel en una fuente de felicidad.
  • Potenciar el autoconcepto y la autoestima. Con la práctica reiterada de inmersiones se logrará ir puliendo la técnica y viéndose cada vez más capacitado para realizarlas durante más tiempo y a más profundidad, lo que repercutirá positivamente en la percepción que se tiene de uno mismo.

Precauciones a la hora de practicar snorkel

Las numerosas ventajas que aporta la práctica del snorkel no debe cegar a la gente sin atender a sus posibles contraindicaciones para la salud. Éstas se pueden separar en las que prohíben la práctica y las que simplemente aconsejan no realizarla. En las primeras estarían enfermedades como la epilepsia, cualquier lesión neurológica que pueda provocar desmayos súbitos, diabetes sin control médico, bronquitis o sinusitis crónica, embarazo desde las primeras semanas y problemas cardiovasculares como cardiopatías graves, antecedentes personales de infartos, arritmias, malformaciones cardiacas e hipertensión arterial sin que un médico haya prescrito algún medicamento para controlarlo.

Hombre con otitis
Si padeces otitis, la práctica de snorkel estaría contraindicada para ti.

Por otro lado, en el grupo de problemas de salud que contraindican la práctica del snorkel estarían diversos trastornos otorrinolaringológicos como las otitis, tanto externa como media, y cualquier problema del sistema respiratorio como la bronquitis, neumonía, sinusitis, etc.

En caso de duda, lo más indicado es acudir a un médico para que sea quien valore el problema y aporte soluciones a cada situación particular, o para que informe de los riesgos específicos de cada persona derivados de la práctica de snorkel en caso de poder poner medidas para practicarlo sin peligros.

Actualizado: 23 de Julio de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD