PUBLICIDAD

Patologías de la tiroides en el embarazo
La glándula tiroides desempeña un papel clave en la gestación y su mal funcionamiento –por exceso o defecto– puede afectar al desarrollo del bebé. Conoce cómo se tratan las patologías tiroideas durante embarazo y lactancia.
Escrito por Caridad Ruiz, Periodista especializada en salud y nutrición

El hipotiroidismo y el embarazo y la lactancia materna

El hipotiroidismo es una patología de la tiroides que se produce cuando esta glándula no produce la cantidad suficiente de hormona tiroidea para satisfacer las necesidades del organismo, un trastorno que la mujer puede sufrir antes de quedarse embarazada, y durante la gestación o la lactancia materna. Veamos sus características en cada de una estas etapas.

Hipotiroismo previo al embarazo

El hipotiroidismo que manifiesta síntomas afecta a la capacidad reproductiva de la mujer. La doctora Elena Navarro, coordinadora del Área de Tiroides de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, explica que “cuando es clínico, es decir, cuando la mujer tiene síntomas de esta patología, afecta a la fertilidad, que disminuye. Cuando es subclínico no está claro que influya, no hay evidencia”.

Mujer embarazada realizándose prueba de tiroides

Otros síntomas que puede causar en la afectada, aparte de la infertilidad, son fatiga, aumento de peso y de la sensibilidad al frío, piel seca, debilidad muscular y ronquera.

“Altera la función del ovario y disminuye la ovulación. Con el hipotiroidismo, en general, el metabolismo está enlentecido”, señala la doctora Navarro. Al ir más lento, las hormonas que regulan la ovulación tienen alterados sus ritmos de secreción, y por lo tanto la ovulación no siempre se produce. El tratamiento del hipotiroidismo es muy sencillo: “se administra hormona tiroidea”, dice la experta.

Hipotiroismo en el embarazo

El hipotiroidismo clínico no controlado en el embarazo puede tener consecuencias nefastas para la propia gestación y el bebé. Según la doctora Navarro, estos pueden ser algunos de sus efectos:

En el hipotiroidismo subclínico “no se ha demostrado que exista afectación en el feto. Hay estudios contradictorios que indican un menor cociente intelectual y mayor tendencia a la sordera, pero otros dicen que no”, señala la doctora Elena Navarro. Un estudio realizado en la Universidad de Cardiff (Reino Unido) y publicado en The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism no encontraba diferencias en el cociente Intelectual en niños nacidos de madres sanas y en pequeños de madres con hipotiroidismo subclínico tratadas y no tratadas.

Hipotiroidismo en el embarazo

En cambio, otro estudio realizado en Nueva Zelanda y Australia, publicado en Australian and New Zewland Journal of Obstetrics an Gynaecology concluía que existían diferencias significativas en el cociente intelectual en los hijos de las mujeres que tuvieron un hipotiroidismo subclínico no tratado durante el embarazo, aunque también añadía que el tamaño de la muestra no permitía hacer afirmaciones sobre causalidad.

No obstante, como subraya la doctora Navarro, “cuando el hipotiroidismo está tratado, la embarazada toma su medicación y sigue los controles, el embarazo sigue un curso absolutamente normal”.

Hipotiroismo en la lactancia materna

La medicación que se toma para controlar el hipotiroidismo, es decir, la hormona tiroidea, pasa a la leche materna. Pero la paciente puede estar tranquila, ya que “la madre la tiene que tomar y no hay ningún problema, porque lo único que hace es reponer esa hormona de la que es deficitaria. Así, conseguimos unos niveles normales y fisiológicos”, apunta la experta.

Actualizado: 4 de Abril de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD