La lactancia materna reduce el riesgo cardiovascular de la madre

Las mujeres que han amamantado a sus hijos en algún momento de su vida tienen menos riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular o accidentes cerebrovasculares y hasta un 17% menos probabilidades de morir por esta causa.
Escrito por: Eva Salabert

12/01/2022

Dar el pecho reduce riesgo cardiovascular

Un nuevo metanálisis ha comprobado que las mujeres que amamantaron a sus hijos tenían menos probabilidades de sufrir una enfermedad del corazón o un accidente cerebrovascular, o de morir a causa de una patología cardiovascular, en comparación con las que no dieron el pecho a sus bebés. El estudio se acaba de publicar en Journal of the American Heart Association (JAHA), una revista revisada por pares de acceso abierto de la Asociación Americana del Corazón.

El informe se incluye en una edición especial de embarazo, junto a otros artículos de investigación que analizan otros aspectos cardiovasculares durante la gestación para la embarazada y el bebé. No es la primera vez que se asocia la lactancia materna con beneficios para la salud de las mujeres que la practican, y ya se habían publicado estudios que la relacionaban con un menor riesgo de ictus, de problemas cardíacos, o incluso de esclerosis múltiple en el caso de las madres. También se ha relacionado con un menor riesgo de diabetes tipo 2, cáncer de ovario y cáncer de mama.

PUBLICIDAD

Este tipo de alimentación también  proporciona numerosos beneficios para el bebé, ya que los que han sido amamantados también tienen menos probabilidades de padecer infecciones respiratorias o de morir por enfermedades infecciosas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las mujeres que amamantaron tenían un 14% menos probabilidades de enfermedad coronaria, 12% menos de accidentes cerebrovasculares y 17% menos de morir por patología cardiovascular

“Estudios anteriores han investigado la asociación entre la lactancia materna y el riesgo de enfermedad cardiovascular en la madre; sin embargo, los hallazgos fueron inconsistentes en cuanto a la fuerza de la asociación y, específicamente, la relación entre las diferentes duraciones de la lactancia materna y el riesgo de enfermedad cardiovascular. Por lo tanto, era importante revisar sistemáticamente la literatura disponible y combinar matemáticamente toda la evidencia sobre este tema”, ha explicado el Dr. Peter Willeit, profesor de epidemiología clínica en la Universidad Médica de Innsbruck (Austria) y autor principal.

PUBLICIDAD

Relación entre lactancia materna y riesgo cardiovascular de la madre

Los autores del trabajo analizaron datos de salud procedentes de ocho estudios llevados a cabo entre 1986 y 2009 en Australia, China, Noruega, Japón y Estados Unidos y un estudio multinacional. Revisaron registros de salud de casi 1,2 millones de mujeres (con una edad promedio de 25 años en el primer parto), analizando la relación entre la lactancia materna y el riesgo cardiovascular individual de las madres.

“Recopilamos información, por ejemplo, sobre cuánto tiempo habían amamantado las mujeres durante su vida, la cantidad de nacimientos, la edad del primer parto y si las mujeres sufrieron un ataque cardíaco o un derrame cerebral más adelante en la vida o no”, indicó la primera autora la Dra. Lena Tschiderer, investigadora postdoctoral en la Universidad de Medicina de Innsbruck.

PUBLICIDAD

Las principales conclusiones a las que han llegado los investigadores son:

  • El 82% de las mujeres afirmaron que habían amamantado alguna vez en su vida.
  • Las mujeres que aseguraron que habían amamantado durante su vida tenían un 11% menos riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, en comparación con las que nunca lo habían hecho.
  • Durante un período de seguimiento de 10 años de promedio, las mujeres que amamantaron en algún momento de su vida tenían un 14% menos probabilidades de desarrollar enfermedad coronaria, 12% menos probabilidades de sufrir accidentes cerebrovasculares y 17% menos probabilidades de morir por enfermedad cardiovascular.
  • Las mujeres que dieron el pecho a sus hijos durante 12 meses o más a lo largo de su vida parecían tener menos probabilidades de desarrollar una patología cardiovascular que las mujeres que no amamantaron.
  • No se observaron diferencias significativa en el riesgo de enfermedad cardiovascular entre mujeres de diferentes edades, ni según el número de embarazos.

“Es importante que las mujeres sean conscientes de los beneficios de amamantar para la salud de sus bebés y también para su propia salud personal”, ha recordado Willeit. “Además, estos hallazgos de estudios de alta calidad realizados en todo el mundo resaltan la necesidad de alentar y apoyar la lactancia materna, como entornos de trabajo favorables a la lactancia materna y educación y programas de lactancia materna para las familias antes y después del parto”.

Los investigadores no dispusieron de suficiente información sobre las mujeres que amamantaron durante más de dos años, lo que se considera una limitación del metanálisis, ya que, como ha declarado Tschiderer: “Si tuviéramos estos datos adicionales, habríamos podido calcular mejores estimaciones de la asociación entre la duración de la lactancia materna y el desarrollo de enfermedades cardiovasculares en las madres”.

Actualizado: 12 de enero de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD