PUBLICIDAD

Alargar la lactancia reduce el riesgo de diabetes 2 en la madre

Las madres que alimentan a sus bebés con leche materna durante seis meses reducen su riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 hasta un 25%, un porcentaje que aumenta hasta el 47% si amamantan durante más tiempo a su hijo.
Escrito por: Natalia Castejón

22/01/2018

Lactancia meterna

La lactancia materna también tiene grandes beneficios para la madre.

Las evidencias científicas atribuyen numerosos efectos beneficiosos a la lactancia materna, tanto para los hijos como para las madres, y un equipo de investigadores del Centro Kaiser Permanente de Oakland, en Estados Unidos, acaba de descubrir que las mujeres que dan el pecho a sus bebés pueden reducir hasta casi la mitad su riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

La investigación ha sido publicada en JAMA Internal Medicine después de realizar un seguimiento durante más de 30 años a 1.238 mujeres. Los resultados del trabajo muestran que aquellas que dieron el pecho a sus hijos hasta los seis meses de edad redujeron un 25% el riesgo de sufrir diabetes tipo 2, una cifra que aumentaba hasta el 48% si la lactancia materna se alargaba más de seis meses.

Las hormonas relacionadas con la lactancia actúan sobre las células pancreáticas, que regulan los niveles de glucosa en sangre y evitan la diabetes tipo 2

Erica Gunderson, una de las autoras del estudio, ha subrayado que la probabilidad de padecer esta enfermedad metabólica se reducía independientemente de los estilos de vida, de la diabetes gestacional o de la etnia, lo que podría indicar que el mecanismo implicado es de carácter biológico. En concreto, los investigadores creen que esta protección se produce por el efecto que tienen las hormonas implicadas en la lactancia sobre las células del páncreas, que son las que controlan los niveles de insulina y, por tanto, de glucosa en la sangre.

Además de este efecto recién descubierto, la lactancia tiene otras muchas propiedades beneficiosas contrastadas para las madres, como una reducción de los niveles de colesterol, un riesgo menor de ictus, infarto o alzhéimer, o una menor probabilidad de ser diagnosticado de esclerosis múltiple o cáncer de ovario o mama. Por todo ello, los investigadores quieren ayudar a promover la alimentación materna y desean concienciar sobre la importancia de mantenerla durante el mayor tiempo posible.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD