PUBLICIDAD

La obesidad infantil ligada a mayor riesgo de cáncer de vejiga

Un estudio con datos de 315.763 niños –incluyendo el IMC, la estatura y el peso al nacer– ha encontrado una asociación entre la obesidad infantil y un mayor riesgo de desarrollar cáncer de vejiga al llegar a la edad adulta.
Escrito por: Eva Salabert

20/05/2020

La obesidad infantil relacionada con un mayor riesgo de cáncer de vejiga

Los niños con sobrepeso u obesidad podrían tener más riesgo de desarrollar cáncer de vejiga al llegar a la edad adulta, según los resultados de un estudio que se ha realizado en Dinamarca en el que se han analizado los datos de más de 315.000 niños, y que asocian el tamaño del cuerpo durante la infancia con la aparición de este tumor a largo plazo.

La investigación, que se han publicado en Annals of Human Biology, asocia un incremento en el índice masa corporal (IMC) por encima del promedio durante la niñez, o un peso al nacer tanto inferior como superior al promedio, con un aumento de las probabilidades de padecer esta neoplasia durante la adultez.

Un niño de 13 años de estatura promedio cuyo IMC aumentó 5,9 kg por encima de lo normal tenía un 10% más riesgo de padecer cáncer de vejiga al llegar a adulto

Los investigadores analizaron información sobre 315.763 niños que habían nacidos entre 1930 y 1989, y cuya edad oscilaba entre los siete y los 13 años, procedentes del Registro de Informes de Salud Escolar de Copenhague, que incluía datos como el IMC, el peso al nacer y la estatura, e hicieron referencias cruzadas con el Registro Danés de Cáncer, lo que permitió averiguar que el número de individuos diagnosticados con cáncer de vejiga como adultos fue de 1.145 (839 de los cuales eran hombres).

Estos investigadores observaron, por ejemplo, que un adolescente de 13 años con una estatura promedio (154,5 cm) y cuyo índice de masa corporal aumentó 5,9 kg por encima de lo normal –es decir, que pasó de pesar 42,5 kg a pesar 48,4– tenía un riesgo un 10% mayor de desarrollar este tipo de cáncer a lo largo de su vida. Sin embargo, un chico de su misma edad y 8 cm más alto que el promedio (162,5 cm) tenía un 6% menos riesgo de ser diagnosticado.

También encontraron que el riesgo de padecer la enfermedad era un 26% más elevado en un niño con bajo peso al nacer (2,5 kg), y un 36% mayor en los bebés más grandes de lo habitual (4,5 kg), en comparación con los niños con un peso promedio al nacer (3,5 kg).

Relación entre el estilo de vida y el cáncer de vejiga

La obesidad se ha relacionado con el desarrollo de diferentes tipos de cáncer, pero había poco conocimiento sobre el posible impacto de los hábitos de vida durante la niñez en la aparición del cáncer de vejiga, y los hallazgos del nuevo estudio sugieren que los mayores niveles de sobrepeso y obesidad en los niños en la actualidad pueden aumentar la carga de esta enfermedad en el futuro, según advierte la doctora Katherine K. Sorensen, del Hospital de Bispebjerg y Frederiksberg de Dinamarca, que añade que si bien la posibilidad global de desarrollar este cáncer puede ser baja, su impacto a nivel personal y económico es significativo.

Los mayores niveles de sobrepeso y obesidad en los niños en la actualidad pueden aumentar la carga del cáncer de vejiga en el futuro

El cáncer de vejiga afecta especialmente a varones mayores de 65 años y es el noveno cáncer más frecuente a nivel mundial. Es habitual que este tumor recidive, por lo que identificar las causas y los factores de riesgo de esta enfermedad puede facilitar su prevención y tratamiento.

Algunas de las limitaciones que presenta la investigación son la falta de información sobre el estilo de vida que tenían los participantes durante la edad adulta y que se consideran factores de riesgo del cáncer de vejiga, como el tabaquismo y su actividad laboral, y que los autores del trabajo tampoco pudieron acceder a datos sobre los factores a los que se expusieron sus madres durante el embarazo y que pudieron haber afectado al peso de los niños al nacer y provocar cáncer de vejiga en la etapa adulta.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD