Sanidad añade cuatro prácticas más a la lista de pseudoterapias

La magnetoterapia estática, el masaje tailandés, la dieta macrobiótica y la sanación espiritual activa se suman a la lista de pseudoterapias del Ministerio de Sanidad, al no existir evidencia científica que avale su eficacia y seguridad.
Escrito por: Eva Salabert

23/02/2021

Sanidad añade cuatro prácticas a la lista de pseudoterapias

En 2019 el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades presentaron la campaña #CoNprueba con el objetivo de informar a la población sobre las prácticas que debían ser consideradas como pseudoterapias o pseudociencias por carecer del aval científico que garantizase su seguridad y eficacia.

En un primer momento se elaboró un listado con 73 pseudoterapias, entre las que figuraban algunas como la hidroterapia de colon o la terapia regresiva, y publicaron otra lista con 66 prácticas en evaluación, de las cuales ahora se han incluido cuatro más: la magnetoterapia estática, la dieta macrobiótica, el masaje tailandés y la sanación espiritual activa.

El objetivo del Plan de Protección de la Salud de las Personas frente a las Pseudoterapias es ofrecer información rigurosa para diferenciar prácticas eficaces para tratar enfermedades de las que no lo son

Esta decisión se ha tomado en base a los informes desarrollados por la Red Española de Agencias de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del SNS (RedETS), y concluye que no se recomienda el empleo de las citadas técnicas con finalidad sanitaria, aunque no se ha valorado su uso para finalidades no sanitarias.

En qué consisten las pseudoterapias añadidas a la lista

La utilización de campos magnéticos generados dispositivos magnéticos como imanes es la base de la magnetoterapia estática o imanterapia, que estaría indicada especialmente para aliviar el dolor crónico agudo. Sin embargo, no hay pruebas que demuestren que resulta eficaz como terapia para controlar el dolor.

La dieta macrobiótica, por su parte, busca alcanzar el equilibrio físico y emocional a través de la alimentación y siguiendo el principio del Yin y el Yang. Para lograr este objetivo propone consumir alimentos orgánicos de cultivo local, como frutas, vegetales, y cereales integrales, y reducir la ingesta de grasas, azúcares y productos procesados. Este equilibrio, según sus defensores, permitiría mejorar la salud o prevenir o curar enfermedades. El informe del ministerio concluye no obstante que la baja calidad de los estudios identificados no permite extraer conclusiones sobre la eficacia y seguridad de la dieta macrobiótica en la mejora o control de enfermedades.

En base a la evidencia encontrada la técnica conocida como “sanación espiritual activa” no puede considerarse terapéutica para ninguna indicación clínica

Por su parte, el informe señala que en base a la evidencia encontrada la técnica conocida como sanación espiritual activa” no puede considerarse terapéutica para ninguna indicación clínica. En el caso concreto de la artritis reumatoide alega que no hay datos concluyentes sobre la efectividad terapéutica de esta práctica porque las mejorías que se han observado en algunos pacientes no son clínicamente relevantes, ni se diferencian de cómo han evolucionado otros pacientes que no se han sometido a esta intervención.

El masaje tailandés o masaje Thai se caracteriza por trabajar todo el cuerpo mediante presiones, movilizaciones pasivas y estiramientos que se adaptan a las necesidades del usuario, y generalmente se usa para ayudar a mantener una buena salud y como técnica de relajación. El informe técnico del RedETS aclara que no hay muchos estudios de buena calidad que lo analicen como opción terapéutica o rehabilitadora, por lo que los datos disponibles no permiten extraer conclusiones definitivas sobre su eficacia y seguridad para abordar problemas como la lumbalgia, el síndrome de dolor crónico miofascial, la cefalea tensional crónica, o la neuropatía diabética, entre otros, y tampoco se puede desestimar la posibilidad de que cause complicaciones.

Protección de la Salud de las Personas frente a las Pseudoterapias

Desde el Ministerio de Ciencia también han anunciado que hay otros seis informes en proceso de revisión externa –en los que se analizan técnicas como el uso de la acupuntura para el dolor crónico no oncológico, la terapia floral, el yoga, la musicoterapia para reducir la ansiedad, el estrés o la depresión, la reflexología podal y el método Pilates–, y otros 20 en desarrollo.

El objetivo del Plan de Protección de la Salud de las Personas frente a las Pseudoterapias, es ofrecer a la población información veraz y rigurosa para que sea posible diferenciar prácticas cuya eficacia para tratar o curar enfermedades ha sido contrastada científicamente de aquellas otras que no han demostrado esta eficacia y que incluso podrían resultar dañinas en algunos casos, y así ayudar a que se adopten decisiones informadas. Además, las Administraciones Sanitarias podrán utilizar las conclusiones de estos informes para prohibir o limitar la publicidad o información engañosa sobre sus presuntos fines terapéuticos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD