Tomar más de 6 cafés al día aumenta un 53% el riesgo de demencia

Ingerir grandes cantidades de café cada día podría interferir en la salud cerebral, reduciendo el volumen y aumentando el riesgo de demencia y de accidente cerebrovascular, según un reciente estudio australiano.
Escrito por: Natalia Castejón

03/08/2021

Abusar del café promueve la demencia

El café es el fiel compañero de muchos durante el día, especialmente por las mañanas, y aunque se ha demostrado que tiene grandes beneficios para la salud, en exceso o en determinadas personas también puede tener sus contraindicaciones. Un estudio realizado por la University of South Australia ha encontrado que tomar grandes cantidades a diario podría ser perjudicial para la salud del cerebro.

Concretamente, la investigación se ha centrado en los efectos del café en el volumen cerebral, el riesgo de accidente cerebrovascular o el de demencia. Para obtener los resultados ha contado con un grupo de 17.702 personas de Reino Unido que tenían entre 37 y 73 años que consumían café en su día a día y a los que se les hizo pruebas para conocer su volumen cerebral mediante imágenes cerebrales.

Además de reducir a una o dos las tazas de café diarias, los autores recomiendan mantenerse hidratado y beber agua junto con los cafés

Los resultados, que se han publicado en la revista Nutritional Neuroscience, han revelado que las personas que toman grandes cantidades de café, consideradas como más de seis tazas de esta bebida al día, tenían hasta un 53% más de riesgo de desarrollar demencia más adelante en su vida, un volumen cerebral más pequeño, además de aumentar las probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular.

Una o dos tazas de café no son perjudiciales

“Junto con otra evidencia genética y un ensayo controlado aleatorio, estos datos sugieren fuertemente que un alto consumo de café puede afectar negativamente la salud del cerebro. Si bien no se conocen los mecanismos exactos, una cosa simple que podemos hacer es mantenernos hidratados y recordar beber un poco de agua junto con esa taza de café”, explica Elina Hyppönen, investigadora principal del estudio.

Los autores recalcan que el consumo estándar de café, que se encuentra entre una o dos tazas, no supone ningún riesgo para el cerebro, sin embargo, cuando este hábito diario se amplia a más de seis de estas bebidas es necesario actuar para reducirlas, pues puede poner en jaque la salud cerebral.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD