El riesgo de coagulación sanguínea aumenta en embarazadas con COVID-19

Un estudio ha encontrado que contagiarse de COVID-19 puede aumentar la coagulación sanguínea en embarazadas o mujeres que toman medicamentos anticonceptivos con estrógenos o de reemplazo hormonal.
Escrito por: Natalia Castejón

31/07/2020

Riesgo de coagulación sanguínea en embarazadas con COVID-10

Una investigación ha encontrado que las mujeres embarazadas y las que toman anticonceptivos con andrógenos o terapias de reemplazo hormonal y además se infectan con SARS-CoV-2 podrían tener un mayor grado de coagulación sanguínea, lo que podría incrementar las probabilidades de sufrir un ataque cardiaco, un ictus, una embolia pulmonar o una trombosis venosa, entre otros problemas de salud.

El estudio que lo afirma ha sido publicado en Endocrinology, la revista de la Sociedad de Endocrinología, y llevado a cabo por los investigadores Daniel Spratt y Rachel Buchsbaum, del Maine Medical Center y la Tufts University School of Medicine, respectivamente. En él han encontrado que una de las complicaciones que provoca el COVID-19 es el aumento del riesgo de coágulos en la sangre en personas que estaban previamente sanas.

Terapia de anticoagulación, una posible solución para embarazadas

Este aumento de los coágulos en la sangre podría ser incluso más grave en el caso de las embarazadas y de las mujeres que toman anticonceptivos orales o terapias de reemplazo hormonal, pues todas ellas tienen niveles más altos de estrógeno, una hormona sexual femenina generada por los ovarios que aumenta la posibilidad de tener coágulos sanguíneos.

El embarazo, anticonceptivos y la terapia de reemplazo hormonal aumentan los estrógenos, que pueden incrementar la coagulación sanguínea, que sería incluso más grave si se tiene COVID-19

Daniel Spratt hace hincapié en que durante esta pandemia de coronavirus es importante investigar si las mujeres que se infectan con este virus durante el embarazo deben recibir terapia de anticoagulación para evitar problemas de salud en ellas y en los fetos. Además, también ve necesario conocer si las mujeres que toman anticonceptivos con estrógenos o terapia de reemplazo hormonal deberían interrumpir su medicación durante el tiempo que se prolongue la enfermedad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD