La FDA aprueba el primer tratamiento oral para el linfoma canino

La FDA ha concedido la aprobación condicional a Laverdia-CA1 (tabletas orales de verdinexor) para el tratamiento domiciliario del linfoma canino. Es el segundo fármaco aprobado para este cáncer común y devastador en los perros.

12/01/2021

Golden Retriever mayor

El Golden Retriever es una de las razas que con más frecuencia padecen linfoma canino.

Hoy, la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) aprobó condicionalmente Laverdia-CA1 (tabletas orales de verdinexor) para tratar perros con linfoma, un tipo de cáncer de los ganglios linfáticos y del sistema linfático del que fueron diagnosticados cerca de 1,2 millones de perros en 2019. Laverdia-CA1 actúa para evitar que ciertas proteínas abandonen el núcleo de las células cancerosas, lo que permite que estas proteínas controlen el crecimiento y eviten la propagación de células cancerosas en los perros.

El linfoma canino es una de las neoplasias que se encuentran con más frecuencia en el perro (1 de cada 5 cánceres perrunos), siendo comparable al linfoma no Hodgkin en las personas. Su incidencia aumenta cada año, y se considera que ciertas razas (Boxers, Golden retrievers, Basset hounds y Bulldogs) tienen un mayor riesgo de desarrollar linfoma, lo que sugiere un componente genético hereditario. Se estima que 8 de cada diez perros diagnosticados no son tratados debido a los efectos secundarios y a los costos. La esperanza de vida sin quimioterapia para estos animales es de 30 días.

Este tratamiento para el linfoma canino puede ser administrado en casa por vía oral dos veces por semana, siguiendo una serie de instrucciones del veterinario

Laverdia-CA1 es el primer tratamiento oral aprobado condicionalmente para el linfoma canino. Debido a que Laverdia-CA1 se administra por vía oral, los dueños de perros con un diagnóstico de linfoma, siguiendo la prescripción veterinaria y las instrucciones de seguridad detalladas en una hoja de información para el cliente, pueden administrar este tratamiento en casa. Laverdia-CA1 se administra por vía oral dos veces por semana, con al menos 72 horas entre dosis. Laverdia-CA1 es el segundo tratamiento para el linfoma en perros que la FDA ha aprobado condicionalmente. Tanovea-CA1, que recibió aprobación condicional en 2016, es un medicamento inyectable.

“El linfoma es un cáncer devastador en perros, con pocos tratamientos disponibles aprobados por la FDA. Esta aprobación condicional proporciona una opción muy necesaria para tratar a los perros con linfoma ”, dijo Steven M. Solomon, DVM, MPH, director del Centro de Medicina Veterinaria de la FDA. “Nos alienta ver que las compañías farmacéuticas presentan solicitudes de productos para tratar enfermedades graves, incluso si afectan a poblaciones relativamente pequeñas”.

La aprobación condicional, otorgada a la compañía Anivive Lifesciences Inc, permite a los veterinarios acceder a los tratamientos necesarios mientras la compañía farmacéutica recopila datos de eficacia adicionales, como a través de ensayos con perros propiedad del cliente. Luego, la compañía tiene hasta cinco años para completar los estudios de efectividad para respaldar una aprobación completa.

Algunos de los perros no mostraron progresión del linfoma durante 6 meses

La expectativa razonable de efectividad de Laverdia-CA1 se estableció en un estudio con 58 perros propiedad de clientes con linfoma de células B o T que fueron seguidos durante al menos ocho meses. Los perros fueron diagnosticados recientemente con linfoma o estaban en su primera recaída después de completar un régimen de quimioterapia con uno o varios agentes. El estudio incluyó perros de diferentes razas, pesos y ambos sexos, y la mayoría de los perros tenían linfoma en estadio III (agrandamiento generalizado de los ganglios linfáticos). Diecisiete de los 58 perros (29%) no mostraron progresión del linfoma durante al menos 56 días después de tomar verdinexor. Tres de estos perros no mostraron ninguna progresión durante al menos 182 días. 

Las reacciones adversas más comunes asociadas con verdinexor fueron anorexia, vómitos, diarrea, pérdida de peso, letargo, aumento de la ingesta de agua, aumento de la micción, aumento de las enzimas hepáticas y bajo recuento de plaquetas. Laverdia-CA1 debe administrarse a los perros inmediatamente después de comer, ya que esto aumenta la cantidad de fármaco absorbido en el torrente sanguíneo.

Es imprescindible el uso de guantes para manipular fármacos de quimioterapia durante la manipulación y administración de este tratamiento

El prospecto para ser prescrito por los veterinarios incluye información detallada de seguridad para el usuario e instrucciones especiales para manipular y administrar el medicamento. Siempre se deben usar guantes probados para su uso con medicamentos de quimioterapia cuando se manipula Laverdia-CA1 y se limpia después de que un perro esté en tratamiento y durante los tres días posteriores al último tratamiento. Esto incluye manipular los tazones de comida y agua del perro, así como las heces, la orina, el vómito o la saliva del perro. Laverdia-CA1 también viene con una hoja de información para el cliente para que los veterinarios prescriban a sus clientes. Esta hoja está escrita específicamente para dueños de perros y explica cómo manipular de forma segura Laverdia-CA1, cómo limpiar de forma segura después de que un perro esté sometido a tratamiento y otra información importante de seguridad.

Las mujeres embarazadas, las mujeres que puedan quedar embarazadas y las mujeres en período de lactancia no deben manipular ni administrar el medicamento ni tocar las heces, la orina, el vómito o la saliva de los perros tratados. Los niños tampoco deben tocar Laverdia-CA1 o las heces, orina, vómito o saliva de los perros tratados. 

Laverdia-CA1 está disponible solo con receta debido a la experiencia profesional necesaria para diagnosticar el linfoma canino, proporcionar instrucciones adecuadas para la atención posterior al tratamiento y controlar el uso seguro del producto, incluido el tratamiento de cualquier reacción adversa. 

Laverdia-CA1 recibió aprobación condicional a través de la vía Uso menor / Especies menores, que es una opción para medicamentos destinados a usos menores en especies principales (perros, gatos, caballos, ganado, cerdos, pavos y pollos) o para especies menores. El linfoma canino afecta a menos de 70.000 perros en los EE.UU. cada año y, por lo tanto, se considera un uso menor en una especie importante.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD