La primera ola del COVID-19 causó trastornos mentales al 50% de sanitarios

Casi la mitad de los sanitarios españoles presentó un riesgo elevado de desarrollar un trastorno mental durante la primera ola de la pandemia COVID-19, además un 14,5% lo padeció de forma discapacitante y un 3,5% tuvo ideas suicidas.
Escrito por: Natalia Castejón

13/01/2021

COVID: trastorno mental en 50% sanitarios

Una de las primeras barreras activas frente al COVID-19 son los sanitarios, sin embargo, la elevada carga de trabajo y las situaciones vividas debido a la pandemia han hecho mella en su salud, tanto física, siendo uno de los colectivos con más contagios, como en el plano mental. Ahora, una encuesta que ha contado con 9.138 profesionales de 18 centros sanitarios españoles ha concluido que casi la mitad de ellos tuvo un alto riesgo de sufrir un trastorno mental durante la primera ola de la pandemia.

En la investigación, que ha sido realizada por el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), el Centro en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) y del de Salud Mental (CIBERSAM), el 80% de los sanitarios encuestados habían realizado trabajos relacionados con el cuidado de pacientes COVID-19 y el 43% estuvieron en contacto con ellos casi todo el tiempo de su jornada laboral.

El 3,5% de los sanitarios del estudio tuvo ideas suicidas durante la primera ola de la pandemia COVID-19 y el 0,1% intentó suicidarse

De los más de 9.000 profesionales médicos consultados por el estudio, que se ha publicado en la Revista de Psiquiatría y Salud Mental, el 17,4% se contagiaron con el virus SARS-CoV-2 y 112 de ellos necesitaron ser ingresados. Las conclusiones han revelado que durante la primera ola los sanitarios tuvieron una prevalencia de problemas de salud mental más alta de lo que se pensaba.

Depresión, pánico e intentos de suicidio en sanitarios

Concretamente, en la investigación se encontró que el 45,7% tuvo un riesgo alto por algún tipo de trastorno psicológico, lo que significa que necesitan la evaluación de un profesional para dar con un diagnóstico fiable. Además, el 14,5% tuvo algún problema mental discapacitante, que repercutió en su vida social y profesional.

En cuanto a las patologías, el 28,1% de los participantes presentó depresión, el 25% pánico, el 22,5% ansiedad, el 22,2% estrés postraumático y algo más del 6% presentó un abuso de sustancias. Además, aquellos que declararon haber tenido algún trastorno psicológico antes de la pandemia tenían el doble de riesgo de volver a padecerlo.

Pero también se ha tenido en cuenta otro estudio, ha publicado en Depression & Anxiety, en el que encontraron una prevalencia elevada de ideación suicida, concretamente un 3.5% de los sanitarios del estudio lo tuvieron, y el 0,1% intentó suicidarse durante la primera ola de la pandemia. La ideación suicida se describe como la presencia de deseos de morir y de pensamientos persistentes de quererse quitar la vida.

El estrés financiero, por miedo a perder ingresos o el trabajo debido a la pandemia, también fue una de las causas de las ideas suicidas

Philippe Mortier, uno de los investigadores, ha advertido de que: “esto es alarmante, sobre todo debido al riesgo ya aumentado de suicidio entre los profesionales sanitarios antes de la COVID-19. El estudio demuestra que este aumento del riesgo de ideación suicida se explica en parte por la presión sufrida por los centros sanitarios en términos de coordinación y personal durante la primera ola”.

Además, también encontraron que esa idea podría venir del estrés financiero, como, por ejemplo, el miedo a perder ingresos o el trabajo como consecuencia de la pandemia. Todos estos datos advierten de la necesidad de que la población haga esfuerzos para evitar los contagios y así evitar el desbordamiento del sistema sanitario, protegiendo la salud física y mental de los trabajadores sanitarios.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD