Los lugares de trabajo tóxicos triplican el riesgo de depresión

Los trabajadores a tiempo completo que están en empresas que no priorizan la salud mental de sus empleados tienen hasta tres veces más probabilidades de desarrollar depresión en los 12 meses siguientes.
Escrito por: Natalia Castejón

24/06/2021

Trabajo tóxico 300% +riesgo de depresión

El tiempo de trabajo supone una gran parte del día, por eso es muy importante que el entorno laboral sea bueno, ya que de lo contratio un centro de trabajo tóxico puede afectar tu salud mental seriamente. Así lo revela un estudio realizado por la University of South Australia (Australia), que ha encontrado que trabajar en una empresa que no cuida la salud de sus empleados multiplica hasta por tres el riesgo de desarrollar depresión en el año siguiente.

La investigación, publicada en el British Medical Journal, es la primera que valora la seguridad psicológica en el trabajo y lo pone en relación con la salud. Estudios anteriores ya habían encontrado que trabajar muchas horas aumentaba el riesgo de enfermedades cardiovasculares o de accidentes cerebrovasculares.

“El acoso en una unidad de trabajo no solo puede afectar negativamente a la víctima, sino también al perpetrador y a los miembros del equipo que son testigos de ese comportamiento”

Tener una mala salud mental en el trabajo puede provocar que la persona lleve a cabo prácticas, tenga prioridades y valores de gestión deficientes, que luego acaban traduciéndose en altas demandas laborales y bajos recursos. “La evidencia muestra que las empresas que no recompensan o reconocen a sus empleados por el trabajo duro, imponen demandas irrazonables a los trabajadores y no les dan autonomía, están colocando a su personal en un riesgo mucho mayor de depresión”, expone el Dra. Amy Zadow, principal investigadora.

El mobbing afecta la salud mental de todo el equipo

La autora realizó otro segundo análisis sobre el bullying en el trabajo, que se conoce como mobbing, y el agotamiento emocional. Los resultados, que se han dado a conocer en el European Journal of Work and Organizational Psychology, encontró que llevar a cabo pocas o nulas prácticas y sistemas de comunicación y participación para cuidar la salud y seguridad mental de los trabajadores estaba relacionado con la falta de consulta con los empleados y sindicatos sobre la salud de los empleados y la prevención de su estrés.

La Dra. Zadow aclara que “también encontramos que el acoso en una unidad de trabajo no solo puede afectar negativamente a la víctima, sino también al perpetrador y a los miembros del equipo que son testigos de ese comportamiento. No es raro que todos en la misma unidad experimenten agotamiento como resultado”.

Esta situación de acoso a un compañero puede suponer también su absentismo laboral, licencias por estrés, escaso compromiso laboral y baja productividad en su puesto. Por tanto, los autores recomiendan que las empresas empiecen a poner más enfoque en la salud mental de sus trabajadores, para evitar que puedan acabar desarrollando algún trastorno mental discapacitante como la depresión, que ya afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD