PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Mente y emociones

Nuevos test de sangre y orina permiten detectar autismo en niños

Nuevas pruebas que detectan niveles más altos de proteínas alteradas en el plasma sanguíneo de los niños con autismo, que les diferencian de los niños sanos, pueden facilitar el diagnóstico precoz de esta enfermedad.
Escrito por: Eva Salabert

21/02/2018

Niño con autismo realizándose un análisis de sangre

Los niños con algún trastorno del espectro autista tenían niveles más elevados del marcador de oxidación ditirosina.

Unos test de sangre y orina en los que por primera vez se analizan los niveles de proteínas dañadas por la oxidación y la glicación (que son significativamente más altos en los niños con autismo), podrían ayudar a diagnosticar los trastornos del espectro autista (TEA) precozmente, lo que permitiría instaurar el tratamiento adecuado mucho antes y mejorar así los problemas de interacción social y comportamiento que caracterizan a los afectados por esta enfermedad.

Las nuevas pruebas médicas, que han sido desarrolladas por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Warwick (Reino Unido), en colaboración con científicos de la Universidad de Bolonia (Italia), la de Birmingham (Reino Unido), el Instituto de Ciencias Neurológicas de Bolonia y la Fundación Don Carlo Gnocchi ONLUS (Italia), se probaron con muestras de sangre y orina procedentes de 38 niños diagnosticados con TEA y 31 menores sanos que actuaron como grupo de control.

Los test también podrían identificar perfiles específicos de plasma y urinarios asociados a compuestos con alteraciones perjudiciales que intervienen en la aparición del autismo

La investigación, que se ha publicado en Molecular Autism, reveló que el plasma sanguíneo de los niños que padecían algún trastorno del espectro autista contenía niveles más elevados del marcador de oxidación ditirosina (DT), así como de determinados compuestos modificados con azúcar que se denominan "productos finales de glicación avanzada".

Esta prueba podría revelar nuevas causas del autismo

Mediante técnicas de algoritmos de inteligencia artificial los autores del estudio diseñaron un algoritmo o ecuación matemática para combinar las modificaciones de estos compuestos y distinguir a los pacientes con autismo y los individuos sanos del grupo control. De esta forma, consiguieron la mejor prueba diagnóstica disponible hasta la actualidad para identificar los TEA.

Como ha explicado Naila Rabbani, experta en Biología Experimental de Sistemas de la Universidad de Warwick y directora del trabajo, sus hallazgos pueden contribuir a un diagnóstico e intervención precoces y, además, también confían en que estos test puedan identificar perfiles específicos de plasma y urinarios asociados a compuestos con alteraciones perjudiciales que intervienen en la aparición de la enfermedad, lo que ayudaría a descubrir nuevas causas del autismo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD