PUBLICIDAD

La melatonina ayuda a prevenir la pérdida de masa muscular por la edad

Tomar suplementos de melatonina podría ayudar a proteger de la sarcopenia o pérdida de masa muscular por el envejecimiento, tal y como ha demostrado un estudio en ratones de la Universidad de Granada.
Escrito por: Caridad Ruiz

11/07/2018

Mujer mayor tomando suplementos de melatonina

La melatonina pudo proteger las fibras musculares en los mayores.

Tomar melatonina, una hormona que el organismo produce de forma natural, puede retrasar el envejecimiento de las células y uno de los achaques de la edad: la pérdida de masa muscular y de fuerza, conocida como sarcopenia, que también puede deberse a llevar una vida sedentaria. A esta conclusión han llegado en un estudio de la Universidad de Granada (UGR) un grupo de científicos, coordinados por el catedrático de Fisiología de la UGR, Darío Acuña Castroviejo.

La investigación, publicada en la revista Journal of Gerontology A Biol Sci analizó los cambios que se producían en las células mitocondriales de ratones desde los tres hasta los 24 meses de vida, y cómo a los que se les administró 10 mg/kg al día de melatonina desde los 10 hasta los 12 meses, y desde los 22 hasta los 24, fueron capaces de prevenir la pérdida de fibras musculares que se produce con el envejecimiento.

Las mitocondrias, una teoría sobre el envejecimiento

Las mitocondrias se encargan de proporcionar energía al resto de células. Una de las teorías sobre el envejecimiento afirma que la culpa la tienen los radicales libres, que se generan en ese proceso de generación de energía y que aumentan con la edad. Esos radicales libres atacan a las membranas de las células, creando unas sustancias de deshecho que entorpecen procesos del organismo y que tiene como consecuencia la disminución de moléculas y tejidos, o que no funcionen como debieran. Y así es cómo los radicales libres intervienen en esa pérdida de las fibras musculares o sarcopenia.

El envejecimiento celular y la sarcopenia o pérdida de masa muscular se produce por un aumento de los radicales libres

En el estudio de la UGR se analizaron los cambios en las células mitocondriales que se encuentran en los músculos gastrocnemios, los populares gemelos, en hembras de ratones jóvenes (de tres meses), adultos (de 12 meses) y edad avanzada (de 24 meses) y se midió la actividad locomotora. También se estudió la producción de lactato o ácido láctico, sustancia que se genera en las células musculares cuando al hacer ejercicio los hidratos de carbono se descomponen para convertirse en energía. Se analizó cómo se modificaron las fibras de ese músculo, en tamaño y en número, y su fragilidad.

Los datos señalaron que a los 12 meses de vida de los ratones se producía una reducción de fibras musculares y de la producción de lactato: ya padecían una ligera sarcopenia. Pero esta situación empeoró a los 24 meses. El músculo de estos ratones de edad avanzada mostró una reducción de mitocondrias, y daños o pérdida de las crestas mitocondriales, que son repliegues de su membrana interna, e hinchazón, de tal forma que llegaban a destruirse. Incluso, el sistema que tiene el organismo para regenerarse o autofagia se redujo con la edad, lo que aumentó el número de mitocondrias que no cumplían su misión.

Pero todos estos procesos degenerativos, según este estudio, se pudo prevenir con la administración oral de melatonina.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD