PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Tercera edad

La terapia hormonal puede prevenir el desarrollo de hipercifosis

Las mujeres mayores bajo terapia hormonal tienen menos riesgo de sufrir una pérdida ósea o una fractura y, según un estudio, esto podría ayudar a prevenir la curvatura de la columna por hipercifosis.
Escrito por: Natalia Castejón

26/02/2018

Mujer con problemas en la espalda

Las que siguieron la terapia hormonal de forma continuada tuvieron un ángulo 4º menor en la curvatura de la columna.

La bajada del nivel de estrógenos propia de la menopausia puede acelerar el proceso de pérdida ósea y aumentar el riesgo de sufrir una fractura, lo que puede dar lugar al desarrollo de hipercifosis, que consiste en una curvatura muy marcada en la columna vertebral. Una manera de contrarrestarlo podría ser la terapia hormonal sustitutiva (THS), como afirma un estudio estadounidense publicado en la revista Menopause, en el que se ha analizado durante 15 años a 1.063 mujeres de 65 años o más, seleccionadas del Study of Osteoporotic Fractures.

Cuando las mujeres de la muestra tenían una media de casi 84 años de edad, los investigadores les preguntaron si habían seguido o no la terapia hormonal. Un 46% de ellas afirmaron no haberla usado nunca, el 24% la habían tomado muchos años atrás, el 17% la habían usado de forma intermitente, y el 12% la utilizaban de manera ininterrumpida.

La terapia hormonal reduce la pérdida ósea y las fracturas, factores de riesgo de la hipercifosis, por lo que podría ayudar a prevenir este trastorno

Al comparar las radiografías de columna de las participantes obtenidas al principio y al final del estudio, se comprobó que durante los tres primeros años de la terapia con hormonas las mujeres experimentaron una mejoría en su densidad ósea, por lo que el riesgo de fracturas también se vio reducido. Después de ese tiempo, los niveles de densidad óseos se mantuvieron constantes, incluso después de dejar el tratamiento.

4 grados menos de curvatura gracias a la terapia hormonal

Los daños en la salud ósea y las fracturas en las vértebras son los factores de riesgo para la hipercifosis, por lo que esta mejora en la densidad de los huesos asociada a la terapia hormonal hace pensar a los autores que esta medicación podría ayudar a prevenir este trastorno, que aumenta las probabilidades de que las mujeres mayores sufran caídas o fracturas, y también hace que tengan un mayor riesgo de mortalidad.

Además, las que siguieron este tratamiento de forma continuada presentaron una curvatura menor en la columna, un ángulo 4º menor, que aquellas que nunca habían usado la THS. Por todo ello, Gina Woods, y el resto de miembros del estudio, subrayan la importancia de las ventajas que conlleva la prescripción de terapia hormonal en la menopausia para conseguir un beneficio sobre la salud ósea incluso tras finalizar este periodo de la vida de las mujeres.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD