PUBLICIDAD

Embarazo
Plantas medicinales en el embarazo
Embarazo y plantas medicinales no tienen por qué estar reñidos, pero debes conocer qué plantas, hierbas, aceites y especias debes evitar durante la gestación o la lactancia, y cuáles puedes usar con cautela.
Escrito por Jordi Cebrián, Periodista especializado en plantas medicinales

¿Son peligrosas las plantas medicinales en el embarazo?

Una embarazada sostiene un manojo de margaritas en el campo

La embarazada es especialmente vulnerable a posibles reacciones adversas por ingesta de alimentos, entre ellos las plantas medicinales.

Los principios activos de las plantas pueden interferir en determinadas funciones del organismo de la embarazada e incluso podrían llegar a generar daños más o menos importantes, tanto en ella como en el feto. Muchos facultativos, sean médicos de cabecera o pediatras, suelen desaconsejar el consumo de plantas medicinales durante el embarazo, al menos durante el primer trimestre de gestación, porque en muchos casos no se puede contar con la seguridad de que no se van a producir interacciones indeseadas. Lo cierto es que son pocos los estudios realizados que evalúen el efecto de las plantas medicinales sobre el organismo de la mujer y el feto en desarrollo.

La mujer embarazada es especialmente sensible y vulnerable a posibles reacciones adversas por ingesta de alimentos, entre ellos las plantas medicinales. Es por ello que toda precaución es poca ante la posibilidad de desarrollar cualquier problema que pudiera suponer el más mínimo riesgo para la salud de la madre y de su criatura. En este artículo te ayudamos a distinguir entre aquellas plantas de consumo frecuente que es imprescindible evitar durante el embarazo, de las que se pueden consumir con tranquilidad si no se sobrepasan las dosis recomendadas.

No hay razón alguna para que la madre renuncie al placer de una tisana o siga utilizando determinadas plantas para aliviarse trastornos de la digestión o de la respiración como venía haciendo hasta ahora, por poner un ejemplo, siempre que el consumo sea equilibrado y se elijan aquellas plantas exentas de todo peligro.

Compuestos de las plantas medicinales no apropiados para embarazadas

Determinados componentes bioquímicos de las plantas pueden generar efectos contraproducentes en la mujer en gestación a diferentes niveles. Es cierto que en muchos casos se requiere consumir grandes cantidades para que ese riesgo sea significativo, pero conviene estar bien informados para evitar cualquier problema. Por ello, no te olvides nunca de preguntar sobre sus principios activos cuando adquieras una planta medicinal en el herbolario.

A grandes rasgos, si estás embarazada, y sin entrar en especificaciones, cabe estar alerta ante la presencia de principios activos que pueden presentar una cierta toxicidad o provocar irritación gástrica y posibles reacciones alérgicas, como:

  • Alcaloides, por su efecto hepatotóxico y neurotóxico.
  • Taninos, por su efecto irritante y potencialmente oxitócico.
  • Principios amargos, por su efecto irritante, y en algunos casos oxitócico.
  • Algunos compuestos flavónicos.
  • Compuestos antraquinónicos, por su potencial laxante y purgante.
  • Fitosteroles y otros estrógenos naturales, por su potencial abortivo.
  • Aceites esenciales, por su potencial tóxico a diferentes niveles.

Actualizado: 19 de Diciembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD