PUBLICIDAD

Embarazo
Plantas medicinales en el embarazo
Embarazo y plantas medicinales no tienen por qué estar reñidos, pero debes conocer qué plantas, hierbas, aceites y especias debes evitar durante la gestación o la lactancia, y cuáles puedes usar con cautela.
Escrito por Jordi Cebrián, Periodista especializado en plantas medicinales

Plantas medicinales que se pueden consumir estando embarazada

Plantas medicinales que se pueden consumir estando embarazada

Una embarazada se prepara una infusión que sí se puede tomar durante la gestación.

El mundo de las plantas medicinales es amplio y complejo, y la mujer embarazada no tiene por qué renunciar a su consumo, sino dejarse asesorar bien, y elegir aquellas especies exentas de todo riesgo.

Algunas de las plantas de consumo corriente que los expertos no vetan a las embarazadas son las que citamos a continuación:

  • Avena, como tranquilizante, para el insomnio, como aporte vitamínico, ligeramente laxante y como diurética en caso de edemas y retención de líquidos.
  • Manzanilla, en dosis moderadas e informando al pediatra. Como digestiva, para combatir náuseas y espasmos gastrointestinales, y como tranquilizante suave en estados nerviosos.
  • Menta, también en dosis moderadas, para la migraña, las alteraciones gastrointestinales, las náuseas y los vómitos.
  • Frambueso, las hojas, para tonificar y relajar el útero, como antiinflamatorio, diurético y antidiarreico.
  • Melisa, con moderación, es apta para combatir los estados de nervios, el insomnio leve y los desarreglos digestivos.
  • Saúco, flores y hojas, en dosis ponderadas, para afecciones respiratorias y como diurético en caso de edemas y retención de líquidos.
  • Lino, en dosis moderadas y consultando antes al ginecólogo o al pediatra. Destinado a combatir el estreñimiento, un trastorno frecuente en el embarazo.
  • Jengibre, de nuevo con moderación y mejor sólo en los últimos meses de gestación, como un recurso natural contra las náuseas y los vómitos, que suelen hacer su aparición a partir de la cuarta o sexta semana de embarazo.
  • Maíz, los estigmas o barbas, en infusión mixta, para combatir los edemas y la retención de líquidos. En dosis moderadas.
  • Aloe, sólo por vía tópica, para tratar la sequedad de piel, las estrías y la irritación de la piel.
  • Anís verde, con moderación, para combatir la hinchazón abdominal y los gases, así como el mal aliento.
  • Tilo, en infusión, para calmar los nervios y aliviar la jaqueca.
  • Rosal silvestre, los frutos –escaramujos– como aporte vitamínico y para combatir la debilidad y la astenia. Y las hojas, como laxante suave.
  • Ortiga, como remineralizante y vitamínica, en caso de anemia, debilidad, astenia.
  • Caléndula, sólo por vía externa,  sobre pieles irritadas, estrías, dermatitis, etcétera.
  • Espino albar, en infusión, para calmar los nervios y las palpitaciones nerviosas.
  • Bardana, con moderación, para tratar infecciones urinarias como la cistitis y para prevenir los edemas y retención de líquidos.
  • Diente de león, en decocción y en alimentación (las hojas), como digestiva, diurética, depurativa, para los edemas y la retención de líquidos.
  • Vid roja, en uso externo o interno, en caso de varices y hemorroides.
  • Hierbaluisa, en infusión, para aliviar la pesadez estomacal y los espasmos gastrointestinales.
  • Llantén mayor, en infusión, extracto, jarabe o tintura, para afecciones y alergias respiratorias. Dosis moderadas.
  • Malva, en infusión o extracto, para los mareos y náuseas, como un laxante suave, y en aplicación tópica sobre pieles irritadas y estrías.
  • Malvavisco, en decocción o jarabe, para afecciones respiratorias y estreñimiento leve.
  • Arándano, las hojas y los frutos como diurético y tónico venoso, para aliviar las varices y hemorroides, para la retención de líquidos, y en uso externo sobre varices, eccemas, granos y dermatitis.

Infusiones aptas para embarazadas

Te ofrecemos algunos ejemplos de infusiones con plantas medicinales que sí puedes tomar aunque estés embarazada:

Digestiva: para aliviar problemas estomacales.

Ingredientes:
Ingredientes

Manzanilla, menta, anís verde y flor de azahar.

Preparación:
Preparación

Separas una cucharada sopera rasa de la mezcla a partes iguales. Calientas el agua y la viertes sobre la planta, depositada previamente en una tetera o similar. Lo tapas y esperas 10 minutos que se infunda.

Dosis:
Dosis

Dos o tres tazas al día, pero mejor evítala justo antes de ir a acostarte.

Tranquilizante: para combatir los nervios, el insomnio y las palpitaciones nerviosas.

Ingredientes:
Ingredientes

Melisa, amapola, espino albar, avena y anís verde.

Preparación:
Preparación

Infundes una cucharada sopera rasa de la mezcla a partes iguales. Lo dejas en reposo 10 minutos y cuelas.

Dosis:
Dosis

Dos tazas al día, la última media hora antes de acostarte, si padeces de insomnio.

Antiálgida y antiinflamatoria: para aliviar el dolor de espalda y la jaqueca.

Ingredientes:
Ingredientes

Ulmaria, tilo, manzanilla y menta.

Preparación:
Preparación

Separas una cucharada sopera rasa de la mezcla a partes iguales. Calientes el agua y la viertes sobre la planta, depositada previamente en una tetera o similar. Lo tapas y esperas 10 minutos que se infunda.

Dosis:
Dosis

Una o dos tazas al día.

Laxante: para aliviar el estreñimiento.

Ingredientes:
Ingredientes

Malva, lino, rosal silvestre y menta.

Preparación:
Preparación

Hierves apenas 1 minuto una cucharada sopera rasa de la mezcla por vaso de agua. Dejas en reposo 10-15 minutos.

Dosis:
Dosis

Una o dos tazas al día, acompañado de un consumo generoso de agua.

Diurética y depurativa: para la retención de líquidos y los edemas.

Ingredientes:
Ingredientes

Diente de león, ortiga, frambueso y barbas de maíz, más un edulcorante natural tipo anís estrellado o estevia.

Preparación:
Preparación

Hervimos 2-3 minutos una cucharada sopera rasa de la mezcla a partes iguales por vaso de agua. Dejamos en reposo 10 minutos y colamos.

Dosis:
Dosis

Dos tazas al día, la última a media tarde.

Actualizado: 6 de Noviembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD