PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Puntos negros
Los puntos negros no suponen un problema grave de la piel, sin embargo, resultan bastante antiestéticos. Descubre porqué aparecen y cómo acabar con ellos de manera correcta para evitar infecciones.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista

Cómo eliminar los puntos negros

Cómo eliminar los puntos negros

Es habitual que todos echemos mano de soluciones caseras para eliminar los antiestéticos comedones o puntos negros, sin embargo los expertos como el doctor Javier Pedraz, dermatólogo del Hospital Universitario Quirónsalud de Madrid, recomiendan que la extracción de los puntos negros sea llevada a cabo por especialistas y con instrumentos específicos, los extractores de comedones, con el fin de hacerlo con limpieza y verdadera eficacia.

Este tipo de tratamiento suele ser indoloro o como mucho ligeramente molesto. En él se extraen los puntos negros una vez que se ha limpiado el rostro del paciente para que, al eliminar la grasa acumulada en el poro, no entren otros materiales contaminantes que puedan causar una infección.

La frecuencia con la que se debe hacer este tratamiento para eliminar los puntos negros, en caso de tener de manera habitual comedones abiertos, es de una vez al mes. Las personas que no suelen tener este tipo de afección estética o que tiene la piel más sensible pueden realizarse la limpieza de manera más espaciada.

Sin embargo, si eres de esas personas que suelen quitarse ellos mismos en casa los puntos negros, ten en cuenta que puede que no extraigas de manera completa el tapón del poro, por lo que puedes causar una infección en la zona. Si aún así decides hacerlo, lávate bien las manos y la cara antes, y utiliza unos discos de algodón en cada dedo para evitar marcas y para mejorar la higiene de la zona.

También existen otros métodos para combatir los comedones abiertos menos efectivos pero también más suaves, como las tiras adhesivas que ablandan y extraen el contenido del poro; los productos tópicos con ácidos, como el ácido retinoico o ácido salicílico; o los exfoliantes con o sin gránulos.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD