PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Puntos negros
Los puntos negros no suponen un problema grave de la piel, sin embargo, resultan bastante antiestéticos. Descubre porqué aparecen y cómo acabar con ellos de manera correcta para evitar infecciones.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista

Causas de la aparición de puntos negros

Causas de la aparición de puntos negros

Los comedones abiertos o puntos negros pueden ser una de las fases previas a un tipo de acné más importante, como es la aparición de pápulas y pústulas, los granos típicos del acné. Existen dos tipos de comedones, los abiertos o puntos negros, y los cerrados, también llamados espinillas. Éstos últimos no son más que poros con sebo y otras sustancias que han sido recubiertos por epidermis, por lo que los residuos no se han tornado a color oscuro.

Los antiestéticos comedones abiertos aparecen cuando los poros se llenan de sustancias que ellos mismos segregan, como el sebo o células muertas. Todos los productos tópicos que contengan grasas pueden provocar la aparición de cualquier tipo de acné, como en el caso de maquillajes y cremas. Entre sus causas encontramos que también algunos medicamentos en pomada, cuyos excipientes estén basados en vaselina o similares, favorecen la aparición de comedones.

La exposición al sol normalmente tiende a secar las lesiones de acné inflamatorio, ayudando a eliminar los granitos. Sin embargo, no produce una mejoría tan significativa en los puntos negros, aunque sí actúa secando la piel, por lo que la acumulación de grasa se reduce.

En la tercera edad, y especialmente en pacientes con daños provocados por el sol, es frecuente la presencia de puntos negros de gran tamaño, los llamados macrocomedones, que deben ser extraídos para evitar posibles quistes. En caso de duda siempre es recomendable que acudas a un dermatólogo para que te aconseje la mejor solución antes de recurrir a remedios caseros.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD