PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

Los jóvenes que juegan al fútbol son los más afectados por muerte súbita

Los jóvenes que juegan al fútbol son los más afectados por muerte súbita

Varón, de 30 años, y futbolista, el perfil más afectado por muerte súbita.

02 de Octubre de 2011

Los varones jóvenes, de alrededor de 30 años de edad, son los más afectados por muerte súbita por fallo cardiaco asociado al deporte, de acuerdo con los datos de un estudio llevado a cabo por la Unidad de Valoración del Riesgo de Muerte Súbita del Hospital Universitari i Politècnic La Fe. Además, y según los datos obtenidos, el deporte que figura como principal desencadenante del fatal episodio es el fútbol.

El trabajo ha analizado los casos de 51 personas fallecidas por muerte súbita por fallo cardiaco mientras practicaban algún deporte. El 84% eran hombres, muchos de apenas 30 años y, en la mayoría de los casos, se trataba de deportistas no profesionales ni federados. También se ha observado que el 27% de las muertes se produjeron cuando los afectados jugaban al fútbol, y los otros deportes que le siguen en el porcentaje de fallecidos son: carrera de fondo, tenis y paddle, ciclismo, baloncesto y balonmano, y natación, por este orden.

Con este estudio se han recabado datos que describen las condiciones en que se han producido los decesos, para poder evitar que esto suceda de nuevo en las familias de las víctimas, ya que entre las cardiopatías detectadas muchas tienen un factor genético

La investigación, en la que han participado también otros hospitales, y en la que colaboran el Instituto de Ciencias Forenses y el Consejo Superior de Deportes, forma parte de un proyecto que tiene commo objetivo poner en marcha el Registro Multicéntrico de Muerte Súbita Asociada a la Actividad Deportiva, iniciativa respaldada por la Sociedad Española de Cardiología.

Con este estudio se han recabado datos que describen las condiciones en que se han producido los decesos y sus posibles causas, para poder evitar que esto suceda de nuevo en las familias de las víctimas, ya que entre las cardiopatías detectadas hay varias que tienen un factor genético. Es el caso de la miocardiopatía hipertrófica y la miocardiopatía arritmogénica, ambas enfermedades hereditarias monogénicas, y que en el estudio representan las causas principales de muerte súbita por trastornos cardiacos que se asocia al deporte.

Al estudiar a los familiares de los fallecidos se ha comprobado que hay 55 personas afectadas por trastornos cardiovasculares de origen genético que corren el riesgo de sufrir también muerte súbita. Gracias a este diagnóstico, los afectados ya están siguiendo una terapia específica en los hospitales que les corresponden.

Fuente: EUROPA PRESS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD