PUBLICIDAD

Insatisfacción
¿Tus expectativas nunca se cumplen? ¿Cuando consigues algo no es tan bueno como esperabas? Si sufres insatisfacción crónica, te damos algunos consejos para que aprendas a ver el ‘lado positivo de la vida’.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Consejos para evitar la insatisfacción

Nuestras emociones y pensamientos están en nuestras manos, dependen de nosotros. Cuando nos sentimos insatisfechos es porque estamos dando una explicación negativa a nuestro pasado, presente o futuro, minimizando nuestra capacidad para afrontar las dificultades y mejorarlo. Pero esa actitud se puede cambiar; a continuación te damos algunos consejos para que evites la insatisfacción, tanto en el plano personal como profesional, modificando tu forma de ver la vida, y aprendiendo a valorar lo que tienes.

  • Reflexiona acerca del por qué de tu insatisfacción: desde cuándo está presente en tu vida, en qué momentos ha sido más leve, en qué otros más intensa, qué medidas has tomado para intentar evitarla… La respuesta a estas preguntas te dará la clave para conocer el origen de tu insatisfacción pero, sobre todo, para determinar los factores que hacen de ti una persona insatisfecha.
  • Técnica de las tres columnas: registra en un papel qué ha ocurrido en tu vida (situación), qué has pensado (pensamiento), y otra forma de pensar alternativa (pensamiento alternativo), cada vez que te sientas insatisfecho. ¿Seguro que no existe otra forma de ver las cosas? Respóndete con sinceridad y verás como sí.
  • Trabaja la positividad: Cuando algo no te satisfaga demasiado (tu nueva casa, tu trabajo, el viaje que llevabas tanto tiempo planeando…) haz el ejercicio inverso al que estás acostumbrado a hacer habitualmente; es decir, en lugar de buscar los defectos y problemas, esfuérzate por encontrar las ventajas.
  • Chequea tus objetivos: finalmente, haz un análisis de tus metas vitales, ¿son demasiado exigentes? o, por el contrario, ¿son demasiado fáciles de conseguir? Quien no tiene metas en la vida, no tiene un camino que seguir, y la felicidad está en el camino, no en el destino; avanzar por ese camino en dirección a la meta, y disfrutar de los pequeños logros que se obtienen en las diferentes etapas, es lo que nos hace sentir realmente satisfechos.

Actualizado: 3 de Junio de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD