PUBLICIDAD

Comer carne procesada cada día incrementa el riesgo de cáncer de mama

Tomar más de nueve gramos de carne procesada cada día aumenta un 5% las probabilidades de desarrollar cáncer de mama, un riesgo que asciende hasta el 9% en el caso de las mujeres posmenopáusicas.
Escrito por: Natalia Castejón

15/01/2018

Persona comiendo carne procesada

9 gramos de carne procesada diarios incrementan un 5% el riesgo de cáncer de mama.

Los productos de carne que han sido procesados para mejorar su sabor o aumentar su vida útil (como las salchichas, embutidos o tocino) podrían suponer un riesgo para la salud de las mujeres. Según un estudio realizado por la Universidad de Glasgow, en Reino Unido, este tipo de alimento fomenta el desarrollo del cáncer de mama en las féminas de mediana edad, especialmente las que se encuentran en la etapa posmenopáusica.

La investigación, publicada en el European Journal of Cancer, se ha realizado gracias a la información de 262.195 mujeres, con edades comprendidas entre los 40 y los 69 años, recogida en la base de datos UK Biobank. Los resultados fueron que aquellas que ingirieron más de nueve gramos de carne procesada de manera diaria presentaron un 5% más riesgo de desarrollar cáncer de mama, en comparación con las que no tomaban esas cantidades. En total, 4.819 fueron diagnosticadas con este tipo de cáncer en los siete años de estudio.

En 2015 la OMS advirtió de que tomar la cantidad de carne procesada equivalente a media hamburguesa aumentaba un 18% el riesgo de cáncer colorrectal

Los investigadores combinaron entonces sus hallazgos con los datos de otros diez estudios, en los que habían participado 1,7 millones de mujeres, y comprobaron que el riesgo de cáncer era incluso mayor, y ascendía hasta un 9%, en el caso de las mujeres posmenopáusicas que comían carne procesada cada día, aunque no encontraron esta asociación en las mujeres más jóvenes.

Los nitratos y la sal se asociaron al cáncer de mama

Al parecer, este efecto nocivo en la salud podría estar causado por los químicos añadidos para que el producto tenga un sabor más potente o para que dure más tiempo, como los nitratos o la sal, que podrían promover el desarrollo tumoral, ya que en el estudio también se analizó el efecto de las carnes rojas sin procesar –cordero, cerdo y vaca– en la salud de las mujeres, y se estableció que no había asociaciones entre este tipo de alimentos y el cáncer de mama.

Los autores de este trabajo apuntan entre otras causas de esta posible relación al contenido de hierro de los alimentos procesados, la administración de estrógenos al ganado o mutágenos creados durante la cocción

Este descubrimiento se une a la advertencia que hizo la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2015, donde ya expuso que comer 50 gramos de carne procesada al día, el equivalente a media hamburguesa o dos albóndigas, aumentaba hasta un 18% el riesgo de tener cáncer colorrectal. Por todo ello, y aunque es necesario realizar nuevos estudios para conocer más sobre el tema, se recomienda limitar el consumo de estos alimentos en la dieta habitual.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD