Una dieta vegetal de calidad podría proteger del riesgo de COVID-19

Las dietas de alta calidad basadas en plantas, ricas en vegetales, pescado azul y granos integrales, podrían reducir un 10% el riesgo de desarrollar COVID-19 y hasta un 40% las probabilidades de enfermar de manera grave.
Escrito por: Natalia Castejón

09/09/2021

Dieta vegetal protectora ante el COVID

El tipo de alimentación puede ayudar a protegerse frente a los efectos de algunas enfermedades, sobre todo si es respetuosa con el intestino, prueba de ello son las conclusiones a las que han llegado un equipo de investigadores del King’s College London (Reino Unido) tras examinar los datos de casi 600.000 personas, que sugieren que una dieta de calidad basada en plantas podría reducir el riesgo de COVID-19 y de desarrollar la enfermedad de manera grave.

Este tipo de dieta debe ser rica en vegetales, pescado azul, granos integrales, así como con pocos alimentos procesados y carbohidratos refinados. El primer gran estudio longitudinal de este tipo, publicado en la revista GUT, indica que si se sigue este tipo de alimentación se puede reducir un 10% las probabilidades de contagiarse con el SARS-CoV-2 y hasta un 40% el riesgo de que la enfermedad tenga un desarrollo grave, en comparación con dietas ricas el ultraprocesados y pocos alimentos vegetales.

La investigación analizó casi 600.000 personas que usaban la aplicación ZOE COVID Study, y las cuales respondieron una encuesta sobre su alimentación durante el mes de febrero de 2020. Del total de los participantes el 19% fue diagnosticado con coronavirus en el tiempo que duró el trabajo. Según indican, se trata del primer estudio longitudinal que pone en relación la dieta y el COVID-19.

Bajos ingresos y peor dieta aumentan un 24% el riesgo de COVID-19

Esta relación entre la calidad de la dieta y el riesgo de COVID-19 se mantuvo incluso después de tener en cuenta otros factores influyentes, como el índice de masa corporal (IMC), edad, tabaquismo, origen étnico, las condiciones de salud subyacentes y el uso de la mascarilla como método de protección contra el COVID-19. Los autores observaron que los participantes que vivían en vecindarios de bajos ingresos y tenían una peor calidad de la dieta presentaban hasta un 24% más de riesgo de coronavirus.

“No tiene que volverse vegano, pero tener más plantas diversas en su plato es una excelente manera de mejorar la salud de su microbioma intestinal, mejorar su inmunidad y salud en general”

“Por primera vez, hemos podido demostrar que una dieta más saludable puede reducir las posibilidades de desarrollar COVID-19, especialmente para las personas que viven en las áreas más desfavorecidas. El acceso a alimentos más saludables es importante para todos en la sociedad, pero nuestros hallazgos nos dicen que ayudar a quienes viven en áreas más desfavorecidas a comer de manera más saludable podría tener los mayores beneficios para la salud pública”, ha explicado la Dra.Sarah Berry, codirectora del estudio.

Estos resultados muestran que casi una cuarta parte de los casos de COVID-19 se podrían haber evitado si no existiesen estos cambios en la dieta y en el nivel socioeconómico. Timothy Spector, otro de los autores, ha aclarado que “no tiene que volverse vegano, pero tener más plantas diversas en su plato es una excelente manera de mejorar la salud de su microbioma intestinal, mejorar su inmunidad y salud en general, y potencialmente reducir su riesgo de COVID-19”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD