Detectan un nuevo coronavirus que podría pasar de perros a humanos

Identifican un nuevo coronavirus canino en una muestra de un niño con neumonía en Malasia gracias a una nueva herramienta diagnóstica con el potencial de detectar virus animales que afectan a las personas antes de que causen una pandemia.
Escrito por: Eva Salabert

24/05/2021

Nuevo coronavirus canino visto en humanos

Investigadores de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, han identificado un nuevo coronavirus en un niño con neumonía en Malasia en 2018 que podría haber pasado de un perro a otro. De confirmarse el hallazgo, CCoV-HuPn-2018 como lo han denominado, se podría convertir en el octavo coronavirus que provoca enfermedades en los seres humanos y demostrar que estos patógenos se transmiten de animales a personas con mayor frecuencia de lo que se creía. Se trata del primer informe de un nuevo alfacoronavirus recombinante canino-felino aislado de un paciente con neumonía humana.

“Nadie sabe cómo de común es este virus y si se puede transmitir de manera eficiente de perros a humanos, o entre humanos”, señala Gregory Gray, profesor de medicina, salud global y salud ambiental en la Universidad de Duke y director del estudio, que añade: “Lo que es más importante es que es probable que estos coronavirus se transmitan a los humanos de los animales con mucha más frecuencia de lo que sabemos”, y apunta que “los estamos perdiendo porque la mayoría de las pruebas de diagnóstico hospitalarias solo detectan coronavirus humanos conocidos”.

Las herramientas diagnósticas como esta tienen el potencial de identificar nuevos virus animales que afecten a las personas antes de que puedan llegar a desencadenar una pandemia

Un equipo de científicos en el que trabajó Gray junto al profesor visitante Leshan Xiu, desarrolló en 2020 una herramienta de diagnóstico molecular que permitía detectar la mayor parte de los coronavirus de la familia Coronaviridae a la que pertenece el SARS-CoV-2, responsable del COVID-19. Con esta herramienta analizaron 301 casos de neumonía que estaban archivados y recogieron indicios de coronavirus caninos en ocho personas con neumonía hospitalizadas en Sarawak, un estado situado en el este de Malasia. Según Gray, las herramientas diagnósticas como la que han desarrollado para encontrar este virus tienen el potencial de identificar otros nuevos virus que afecten a las personas antes de que puedan llegar a desencadenar una pandemia.

Vigilar las zonas donde humanos y animales se cruzan

En una investigación publicada en Clinical Infectious Diseases científicos del estado de Ohio, liderados por Anastasia N. Vlasova, cultivaron un virus a partir de una de las muestras clínicas y mediante un pormenorizado proceso de reconstrucción del genoma fueron capaces de identificarlo como un nuevo coronavirus canino. Gray afirma que “probablemente hay múltiples coronavirus caninos que circulan y se extienden a los humanos que no conocemos”, y cree que Sarawak podría ser un lugar idóneo para detectarlos por tratarse de una zona ecuatorial con una rica biodiversidad.

“Estos patógenos no provocan una pandemia de la noche a la mañana, tardan muchos años en adaptarse al sistema inmune humano y causar infecciones"

Este experto considera necesario establecer “una mejor vigilancia donde los humanos y los animales se cruzan, y entre las personas que están lo suficientemente enfermas como para ser hospitalizadas por virus nuevos” porque esto contribuirá a mitigar la amenaza de los virus que saltan de especies animales a seres humanos.

“Estos patógenos no provocan una pandemia de la noche a la mañana”, afirma Gray, sino que “tardan muchos años en adaptarse al sistema inmune humano y causar infecciones, y luego volverse eficientes en la transmisión de persona a persona. Necesitamos buscar estos patógenos y detectarlos temprano”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD