PUBLICIDAD

Sustituyen con un implante 3D parte del cráneo de un perro con cáncer

Una placa de titanio impresa en 3D ha permitido reemplazar el 70% del cráneo de una teckel hembra dañado por un tumor. Un importante avance en cirugía oncológica que podría aplicarse en un futuro en humanos.
Escrito por: Natalia Castejón

27/09/2018

Sustituyen con un implante 3D parte del cráneo de un perro con cáncer

Photo by Universidad de Guelph (Canadá)

La operación de una perrita con cáncer ha hecho correr estos días ríos de tinta en los medios canadienses e internacionales. Patches, así se llama la hembra teckel –raza más conocida como perro salchicha– ha sido operada por la Dra. Michelle Oblak y la Dra. Galina Hayes de un osteocondrosarcoma multilobular de la cabeza –un tipo de tumor óseo canino– que presionaba peligrosamente el cerebro y la cuenca ocular del animal. La extirpación del tumor requería la retirada del 70% de su cráneo. Hasta aquí todo normal. Lo novedoso es la solución que se les ocurrió a estas investigadoras del Colegio de Veterinarios de Ontario: implantar una placa de titanio impresa en 3D para sustituir el cráneo dañado.

Para poner en marcha este procedimiento que supone un interesante avance en la investigación no solo frente al cáncer animal, sino también humano, ambas profesionales, pertenecientes a la Universidad de Guelph (Canadá), necesitaban conocer las medidas exactas del tumor y su ubicación, para lo que precisaron de la ayuda de un ingeniero procedente del centro de Diseño y Tecnologías de Fabricación Avanzada del Sheridan College.

Después de tener todos esos datos, una compañía situada en Londres que se dedica a la impresión médica en 3D, llamada ADEISS, imprimió una placa de titanio en 3D para uso médico, que hizo posible el reemplazo inmediato del cráneo de Patches por esta prótesis. La anestesia administrada a la perra hizo que estuviera sedada durante cinco horas y, según exponen las doctoras, tan solo media hora después de la intervención quirúrgica ya estaba completamente activa.

Gracias a esta técnica, al tener preparada de antemano la pieza impresa en 3D, podrían reducirse las cantidades de anestesia y los riesgos en los pacientes con tumores

Un novedoso y más rápido método que podría aplicarse en humanos

El gran éxito de esta cirugía contra el cáncer está en la sustitución al momento del cráneo en contacto con el tumor, ya que, hasta ahora, el procedimiento que se suele hacer a los animales y las personas con este problema consiste en quitarles la zona afectada, valorar el tamaño de la futura malla de titanio e imprimirla a posteriori dentro del quirófano, lo que hace que el paciente esté dormido muchas más horas, lo que supone una gran cantidad de anestesia, con los riesgos que conlleva.

Además, explica la Dra. Oblak, este caso podría ayudar a implantar el mismo procedimiento en humanos que tengan tumores en zonas como la cabeza, las extremidades, deformidades tras fracturas u otros traumas. Además, al poder realizar estos procedimientos en animales se obtiene una valiosa información que puede ser empleada para mejorar la seguridad de estos implantes en las personas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD