PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Mente y emociones

Tener estrés laboral aumenta un 48% el riesgo de fibrilación auricular

Las personas que se sienten estresadas en sus puestos de trabajo tienen un riesgo mucho mayor de desarrollar fibrilación auricular, un problema cardíaco que aumenta las probabilidades de sufrir un infarto o un ictus.
Escrito por: Natalia Castejón

08/06/2018

Hombre con problemas de estrés laboral

La fibrilación auricular consiste en una descoordinación de las aurículas del corazón.

El estrés laboral es un mal compañero de vida. Diversos estudios han demostrado que aumenta el riesgo de tener asma y de sufrir una enfermedad de las arterias coronarias. Ahora, un trabajo reciente realizado por un grupo de investigadores de la Facultad de Salud y Bienestar de la Universidad de Jönköping (Suecia) ha concluido que sufrir esta condición en el trabajo diario aumenta un 48% las probabilidades de desarrollar una fibrilación auricular.

Esta enfermedad consiste en una descoordinación de las aurículas del corazón, lo que deriva en un ritmo cardiaco irregular y rápido, que incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, como un ictus, un infarto de miocardio, o una insuficiencia cardíaca. A día de hoy, en España un 4,3% de la población de más de 40 años padece este tipo de arritmia.

Algunos de los profesionales que más estrés laboral sufren son los conductores de autobuses, los trabajadores de cadenas de montaje y los enfermeros

Los resultados del estudio, publicado en la revista European Journal of Preventive Cardiology, se obtuvieron mediante el análisis de los datos de 13.276 personas –sin antecedentes de problemas cardiacos– que participaron en la Encuesta Ocupacional Longitudinal de Salud de Suecia (SLOSH) durante los años 2006, 2008 y 2010, proporcionando información sobre su estilo de vida y sus condiciones laborales.

Escuchar las propuestas de los trabajadores

Los hallazgos mostraron que los que declararon sentirse superados o abrumados en el trabajo tuvieron un 48% más probabilidades de tener fibrilación auricular que los que no se sentían así, incluso después de ajustar los resultados a otros factores de riesgo como el Índice de Masa Corporal (IMC), el consumo de tabaco, la hipertensión arterial y el nivel de actividad física. Del total de personas encuestadas durante 5,7 años, hubo 145 casos de esta enfermedad del corazón asociada al malestar laboral.

Los autores del estudio describieron como desencadenantes del estrés laboral el hecho de realizar una tarea en el trabajo en la que se suman una alta demanda psicológica con un bajo control de la situación por parte del empleado. Los profesionales más proclives a sufrir este trastorno fueron los conductores de autobuses, los enfermeros y los miembros de cadenas de montaje en fábricas.

Según Eleonor Fransson, que ha dirigido esta investigación, debe considerarse el estrés laboral como un factor de riesgo modificable para prevenir enfermedades del corazón, y adoptar medidas para evitarlo, como que los jefes programen descansos para los empleados, o que tengan en cuenta sus propuestas de mejoras en el entorno laboral.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD