PUBLICIDAD

Sóftbol
El sóftbol es un deporte en equipo similar al béisbol, que se juega en campos más pequeños y en su mayoría lo practican mujeres. Descubre qué beneficios aporta y qué material necesitas para disfrutar de este deporte olímpico.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista especializada en vida saludable

Beneficios de jugar al sóftbol

Actualizado: 2 de diciembre de 2019

El sóftbol es un juego dinámico y divertido, indicado tanto para adultos como para niños. Aunque existen campos especialmente diseñados para disputar partidos de este deporte, también se puede improvisar un espacio para ello en cualquier parque o zona natural; basta con marcar las bases y hacer los equipos para comenzar a disfrutar de un buen partido. Por eso, no necesitas ser un profesional para disfrutar de los beneficios del softball.

Entre las ventajas más notorias de este deporte de origen estadounidense se encuentran:

  • Favorece la inclusión: los deportes de equipo contribuyen a que muchos niños y mayores pierdan la vergüenza a relacionarse con los demás y creen lazos sociales con otras personas.
  • Disminuye el riesgo cardiovascular: al necesitar correr hacia las bases, el sóftbol activa la circulación sanguínea y su oxigenación, reduciendo el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.
  • Regula el estrés: realizar ejercicio físico ayuda a controlar la ansiedad y los niveles de cortisol, la hormona relacionada con el estrés.
  • Ayuda a quemar la grasa y a fortalecer los músculos: correr, batear o lanzar la bola, requieren un esfuerzo físico y una fuerza que ayuda a mantenerse en forma –fortaleciendo las piernas, el abdomen y los antebrazos– y a quemar grasa.
  • Mejora la flexibilidad: en muchas de las jugadas los participantes tienen que estirarse para poder llegar a la base antes de que le toque con la bola su contrincante, y esto junto con el resto de acciones, como intentar cogerla en el aire, mejora la flexibilidad.
  • Aumenta los reflejos y la agudeza visual: todos los jugadores, desde el lanzador, al bateador, pasando por el receptor y los demás, deben estar pendientes de los movimientos de la bola, haciendo que se desarrollen más reflejos y agudeza visual que en otros deportes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD