PUBLICIDAD

Noticias Mente y emociones

Las emociones negativas aumentan el riesgo de ictus

Padecer trastornos emocionales durante la tercera edad como depresión, estrés, o tener una actitud negativa ante la vida, constituyen factores de riesgo que incrementan las posibilidades de sufrir un ictus.
Las emociones negativas aumentan el riesgo de ictus

Una actitud negativa en la vida incrementa el riesgo de ictus

18 de Diciembre de 2012

Padecer trastornos emocionales durante la tercera edad como la depresión, el estrés, o tener una actitud negativa ante la vida que genera insatisfacción, constituyen factores de riesgo que incrementan las posibilidades de sufrir un ictus.

Un estudio realizado en Estados Unidos y publicado por la Asociación Americana del Corazón en ‘Journal of the American Heart Association’, advierte que cuando las personas mayores de 65 años presentan este tipo de emociones negativas, que se incluyen en un concepto denominado angustia psicosocial, aumenta significativamente el riesgo de que sufran un accidente cerebrovascular.

Los autores de la investigación estudiaron las tasas de mortalidad de 4.120 personas con una edad media de 77 años a las que siguieron durante diez años. En este periodo fallecieron 151 participantes a causa de un accidente cerebrovascular, y también se produjeron 452 ictus que obligaron a hospitalizar a los afectados.

El estrés y las emociones negativas aumentan con la edad, lo que tiene un impacto negativo sobre la salud de los mayores, como aumentar el riesgo de ictus

Para determinar la angustia psicosocial de los participantes en el estudio se emplearon cuatro indicadores: la percepción de los síntomas del estrés, la insatisfacción ante la vida, la neurosis y la depresión, utilizando para ello escalas estándares de calificación, que establecían la puntuación de cada indicador de forma que las puntuaciones más altas representaran un mayor nivel de angustia psicológica.

Los investigadores comprobaron que las personas que tenían una mayor angustia psicosocial, independientemente de su raza o sexo, tenían el triple de posibilidades de morir por accidente cerebrovascular y un 54% más riesgo de ser hospitalizados por un episodio de este tipo, al compararse con los menos angustiados.

La autora principal de este estudio, Susan Everson-Rose, profesora asociada de medicina y directora asociada del Programa de Investigación de Disparidades en la Salud de la Universidad de Minnesota (Minneapolis), ha señalado que el estrés y las emociones negativas aumentan con la edad, y que es importante que los familiares de las personas mayores y sus cuidadores sean conscientes de que el malestar emocional de los mayores tiene un impacto negativo sobre su salud.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD