PUBLICIDAD

Comer legumbres reduce un 10% el riesgo cardiovascular y coronario

El riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, hipertensión o problemas coronarios se puede reducir hasta un 10% con el consumo regular de legumbres, según revela una nueva revisión de estudios.
Escrito por: Eva Salabert

26/11/2019

Comer legumbres reduce el riesgo cardiovascular

Una investigación basada en la revisión de una serie de estudios que analizaban el efecto que tenía el consumo de legumbres sobre el riesgo de padecer enfermedades cardiometabólicas ha descubierto que incluir en la dieta habitual alimentos como las lentejas, las judías, los guisantes y otras leguminosas disminuye las probabilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial y patologías coronarias.

Los resultados –que se han publicado en Advances in Nutrition– mostraron que las tasas de incidencia de estos problemas de salud eran hasta un 10% menores entre los individuos que comían una mayor cantidad de leguminosas, en comparación con aquellos con el consumo más bajo. Los autores del trabajo atribuyen los beneficios de las legumbres sobre la salud cardiovascular a que se trata de alimentos ricos en fibra, proteínas vegetales y otros micronutrientes, pero que carecen de colesterol, aportan pocas grasas, y tienen un bajo índice glucémico.

Las legumbres, en la base de la pirámide alimentaria

Las legumbres se encuentran en la base de la pirámide alimentaria, y se recomienda consumir un mínimo de 2-3 raciones a la semana, o el equivalente a entre 140 y 210 gramos. Sin embargo, en los países industrializados no se alcanzan estas cantidades, e incluso en España, donde forman parte de la dieta mediterránea, su ingesta ha ido disminuyendo con el tiempo.

Aumentar la ingesta de legumbres puede ayudar a disminuir la incidencia de las enfermedades cardiovasculares, principal causa de muerte a nivel mundial

Hana Kahleova, directora de Investigación Clínica para el Comité de Médicos para la Medicina Responsable y coautora de la investigación, ha explicado que sus hallazgos demuestran que una medida tan sencilla como aumentar la ingesta de estos alimentos –de bajo coste y muy accesibles para la población general– puede contribuir a prevenir la hipertensión y las enfermedades del corazón, disminuyendo la incidencia de las enfermedades cardiovasculares, que siguen siendo la principal causa de muerte a nivel mundial.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD