Consumir grasas trans puede aumentar el riesgo de cáncer de ovarios

Disminuir la ingesta de grasas trans procesadas industrialmente, incluyendo la comida rápida, puede reducir el riesgo de cáncer de ovario, según señala un estudio de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer.
Escrito por: Eva Salabert

03/07/2020

Consumir grasas trans podría aumentar el riesgo de cáncer de ovarios

Numerosas evidencias científicas confirman que el consumo de grasas trans aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades –desde obesidad a patologías cardiovasculares–, e incluso la Organización Mundial de la Salud elaboró un documento el año pasado alertando de que este tipo de lípidos suponían una amenaza para la salud de 5.000 millones de personas y provocaban más de medio millón de muertes cada año.

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer ha descubierto ahora que también constituyen un factor de riesgo para desarrollar cáncer de ovario, y que reducir la ingesta de alimentos procesados industrialmente, incluyendo la comida rápida, podría ayudar a disminuir el riesgo de este y otros tipos de cáncer, así como de otras muchas enfermedades crónicas.

El de ovario es el octavo tipo de cáncer más común y supone la octava causa más frecuentes de muerte por cáncer en las mujeres. En 2018 se diagnosticaron 295.414 nuevos casos de esta neoplasia en el mundo y se produjeron 184.799 muertes por su causa. Su incidencia está aumentando a nivel mundial, pero hasta ahora se han identificado pocos factores de riesgo prevenibles.

Ácidos grasos trans industriales y cáncer

Los resultados de la investigación han mostrado que el consumo y los niveles circulantes más elevados de ácidos grasos trans presentes en alimentos procesados industriales y las grasas para freír pueden estar vinculados a más riesgo de desarrollar cáncer en los ovarios. Los autores del estudio analizaron datos de la cohorte European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition (EPIC), que incluía 1.486 casos de cáncer de ovario para investigar la posible asociación entre la ingesta de ácidos grasos procedentes de distintas fuentes alimentarias y el riesgo de desarrollar este tumor.

Estas grasas industriales ya se habían asociado con la obesidad y la inflamación, que constituyen factores de riesgo para el desarrollo de cáncer, pero el doctor Inge Huybrechts, uno de los autores del trabajo, ha señalado que "este es el primer estudio propectivo a nivel europeo que muestra una relación entre la ingesta de ácidos grasos trans industriales y el desarrollo de cáncer de ovario”. El experto ha añadido que el consumo de estos productos ya se había asociado con más riesgo de cáncer de mama, de próstata y colorrectal.

Los datos procedentes de estudios realizados para conocer el impacto del consumo de ácidos grasos trans industriales en el desarrollo del cáncer son limitados, y esto según los expertos dificulta la interpretación de las vías biológicas subyacentes a la asociación entre la ingesta de ácidos grasos trans industriales y el desarrollo de cáncer de ovario, pero los datos de estudios experimentales y epidemiológicos sugieren que estas grasas se asocian con la obesidad, el estrés oxidativo y la inflamación.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD