Vinculan alimentos ultraprocesados a más riesgo de enfermedad de Crohn

El consumo habitual de alimentos ultraprocesados puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedad de Crohn porque estos productos alteran el microbioma intestinal e inducen una respuesta inmunitaria que causaría la enfermedad.
Escrito por: Eva Salabert

06/03/2023

Bodegón con distintos alimentos ultraprocesados

Abusar de los alimentos ultraprocesados es perjudicial para la salud porque, entre otras cosas, suelen contener demasiada sal, azúcares añadidos y grasas, y cada vez hay más evidencias científicas que desaconsejan su consumo habitual. Ahora, una nueva investigación ha encontrado que incluir en la dieta una gran cantidad de estos productos puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedad de Crohn (EC), una enfermedad inflamatoria intestinal que se caracteriza por episodios recurrentes de dolor abdominal y diarrea.

PUBLICIDAD

Los investigadores analizaron los datos de cinco trabajos previos (realizados entre 2020 y 2022) en los que participaron más de un millón de personas, con edades comprendidas entre los 43 y los 56 años, y más de la mitad de las cuales eran mujeres. Consideraron alimentos ultraprocesados a aquellos que presentaban alteraciones químicas como colores o sabores artificiales; por ejemplo, carnes procesadas como nuggets de pollo, salsas, refrescos, algunos cereales para el desayuno y bollería y panes industriales, entre otros.

Durante el seguimiento 916 individuos desarrollaron Crohn y se comprobó que el riesgo era mayor en los participantes que consumían más alimentos ultraprocesados en comparación con aquellos con un menor consumo, y que el riesgo también era menor para los participantes con un mayor consumo de alimentos sin procesar o mínimamente procesados en comparación con los que tenían un menor consumo de alimentos ultraprocesados.

“Los ultraprocesados pueden tener implicaciones negativas para la salud intestinal a largo plazo y contienen aditivos y sustancias para mejorar su sabor o su vida útil que no están en nuestra dieta habitual”

Sin embargo, no se encontraron asociaciones entre la ingesta de ultraprocesados y el riesgo de padecer colitis ulcerosa, una enfermedad en la que ante determinados factores desencadenantes se producen brotes repentinos y agudos de irritación intestinal. Los hallazgos se han publicado en la revista Clinical Gastroenterology and Hepatology.

PUBLICIDAD

“Según la literatura emergente, sabemos que los alimentos ultraprocesados pueden tener implicaciones negativas para la salud intestinal a largo plazo y contienen aditivos y sustancias para mejorar su sabor o su vida útil, incluidos los productos químicos que no están en nuestra dieta habitual. Su ingesta aumenta el riesgo de enfermedad de Crohn”, ha afirmado, Neeraj Narula, profesor de la Universidad McMaster (Canadá), que ha liderado el estudio.

La dieta aumenta la incidencia de enfermedad inflamatoria intestinal

Narula ha explicado que las tasas de enfermedad inflamatoria intestinal se han incrementado en América del Norte y en Europa desde la segunda mitad del siglo XX, y que su incidencia está aumentando también ahora en países de industrialización emergente en América Latina, Asia y Medio Oriente, lo que atribuye a la “occidentalización” de las dietas que incluye un mayor consumo de alimentos ultraprocesados.

PUBLICIDAD

La enfermedad de Crohn también está relacionada con las dietas no mediterráneas, el elevado consumo de carnes rojas, y una menor presencia de fibra, zinc y potasio en la alimentación diaria, según este experto. “Las causas de las enfermedades inflamatorias del intestino (EII) son relativamente desconocidas, y hemos teorizado que una combinación de factores genéticos, ambientales y microbianos están implicados. Los ultraprocesados alteran el microbioma hacia la disbiosis, lo que hace que el sistema inmunitario reaccione contra ciertos microorganismos en el intestino y desencadene una vía inflamatoria que conduce a la enfermedad de Crohn”. “Además de la enfermedad de Crohn, estos alimentos conllevan otros riesgos para la salud, como diabetes, presión arterial alta y enfermedades cardiovasculares”, añade Narula.

PUBLICIDAD

La investigación también ha encontrado que los alimentos ultraprocesados, sin embargo, no parecen tener ninguna relación con la aparición de colitis ulcerosa. Según Narula esto podría deberse a que la enfermedad de Crohn tiene una fase preclínica larga, ya que –señala– el estudio PREDICTS (publicado en 2020 en Gastroenterology) reveló que los pacientes con enfermedad de Crohn pueden tener biomarcadores presentes en la sangre hasta cinco años antes de ser diagnosticados.

Actualizado: 5 de mayo de 2023

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD