La apnea del sueño materna aumenta el riesgo de autismo en los bebés

Sufrir apnea del sueño durante el embarazo podría aumentar el riesgo de cambios en los cerebros de los bebés, que pueden propiciar el desarrollo de comportamientos relacionados con el autismo, según un estudio hecho en ratas.
Escrito por: Natalia Castejón

04/02/2022

Apnea sueño materna y riesgo de autismo

La apnea del sueño se caracteriza por un cese completo del flujo de aire hacia los pulmones durante al menos un periodo de 10 segundos, esta falta de oxígeno podría ser especialmente dañina si se está embarazada. Así lo ha dado a conocer un estudio que ha descubierto que las gestantes que tienen este problema respiratorio aumentan el riesgo de comportamientos relacionados con el autismo en sus bebés.

PUBLICIDAD

Las pruebas para llegar a esta conclusión, que ha visto la luz en la revista PLOS Biology, han sido realizadas en modelos de ratas embarazadas cuando se encontraban en el ecuador de la gestación. Este estudio se ha llevado a cabo debido al aumento en la incidencia de la apnea del sueño en el embarazo, que según el estudio, tiene lugar en el 15% de las gestaciones sin complicaciones y en más del 60% en las de alto riesgo en el tercer trimestre.

Otros trabajos ya habían indicado que la falta de oxígeno de la apnea del sueño en embarazadas podría interferir en el correcto desarrollo neurológico de los fetos. Ahora esta investigación ha encontrado que la descendencia de las ratas que habían sido privadas de aire durante cortos periodos de tiempo –que simulaban los efectos de la apnea del sueño–, mostraban anomalías de comportamiento poco después del nacimiento, tales como patrones alterados de vocalización de angustia, propios de niños con autismo.

PUBLICIDAD

La hipoxia materna afecta a la función cognitiva y social

La falta de oxígeno materna también interfirió en la función cognitiva y social en los hijos varones, que persistieron hasta la edad adulta. Estos efectos fueron la reducción de la memoria de trabajo y el almacenamiento de la memoria a más largo plazo, y un menor interés en situaciones socialmente novedosas.

La hipoxia durante el sueño materno altera el desarrollo cerebral fetal, causando problemas en la densisdad y la morfología de las espinas dentríticas

Los cambios de comportamiento observados en la descendencia estuvieron acompañados de anomalías importantes en la densidad y la morfología de las espinas dendríticas, que son neuronas que reciben e integran señales de otras neuronas. En la adolescencia de las crías se encontró que la densidad de las espinas dendríticas de los machos fue elevada en comparación con los animales de control de la misma edad.

PUBLICIDAD

Esto, según plantean los autores, se debe a una falta de reducción de las espinas, un proceso que comienza en la infancia y que resulta fundamental para el desarrollo normal del cerebro. Sin embargo, todavía no está claro cómo la falta de oxígeno materna indujo estos cambios en los fetos que no experimentaron hipoxia.

Michael Cahill, uno de los autores del estudio ha declarado que “según las correlaciones clínicas, se ha teorizado que la apnea del sueño materna durante el embarazo podría aumentar el riesgo de diagnóstico de autismo en su descendencia; sin embargo, faltan estudios funcionales. Aquí mostramos que la apnea del sueño durante la gestación produce fenotipos neuronales y conductuales en roedores descendencia que se parece mucho al autismo y demuestra la eficacia de un enfoque farmacológico para revertir por completo las deficiencias conductuales observadas”.

Actualizado: 8 de febrero de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD