PUBLICIDAD

La exposición a disruptores endocrinos afecta al peso del bebé

La exposición a disruptores endocrinos durante el embarazo en el ámbito laboral, por ejemplo en profesiones como peluqueras, o algunas del sector agrario, aumenta el riesgo de que el bebé nazca con bajo peso.

16/11/2016

La exposición a disruptores endocrinos afecta al peso del bebé

Estudios previos ya habían relacionado la exposición de la población general a estos compuestos y una reducción del crecimiento fetal.

La exposición de mujeres embarazadas a disruptores endocrinos en su puesto de trabajo se ha asociado con un mayor riesgo de que sus bebés presentaran bajo peso al nacer, según los resultados de un nuevo estudio que han llevado a cabo investigadoras del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal).

Estas sustancias químicas, que se encuentran en algunos productos de consumo, e incluso alimenticios, alteran la regulación de las hormonas, y una exposición continuada a ellas se asocia con una gran variedad de consecuencias negativas para la salud como el desarrollo de cáncer de mama, próstata y testículo, obesidad o diabetes, así como una disminución de la capacidad reproductiva.

Las mujeres en cuyos trabajos se exponían a uno o más grupos de disruptores endocrinos tenían un 25% más probabilidades de que su bebé naciese con bajo peso a término

En la investigación, que se ha publicado en Environmental Health Perspectives, se han estudiado los datos de 131.279 embarazadas laboralmente activas, el 11% de las cuales desempeñaba trabajos clasificados como posible o probablemente expuestos a disruptores endocrinos, como los ftalatos, entre los que destacaban las empleadas en peluquerías o en el sector agrario.

Los resultados del estudio revelaron que las mujeres en cuyos trabajos se exponían a uno o más grupos de disruptores endocrinos tenían un 25% más probabilidades de que su bebé naciese con bajo peso a término, y este riesgo aumentaban cuanto más se incrementaba el número de grupos de disruptores endocrinos a los que se hubiesen expuesto en su ámbito laboral durante el embarazo.

Como ha explicado Laura Birks, principal autora del trabajo, aunque estudios previos ya habían relacionado la exposición de la población general a estos compuestos y una reducción del crecimiento fetal, durante la gestación hay etapas en las que el feto es especialmente vulnerable a los factores ambientales, y existen pocos estudios que analicen los efectos de la exposición ocupacional de la madre a estas sustancias. Las expertas añaden que es necesario investigar también las consecuencias que tiene la exposición prenatal sobre la futura salud de estos niños.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD