PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

Más riesgo de diabetes gestacional si se engorda entre embarazos

Subir dos kilos de peso entre el primer y el segundo embarazo multiplica por dos las probabilidades de desarrollar diabetes gestacional, un riesgo que aumenta con cada kilo de más, según investigadores noruegos.
Mujer con riesgo de diabetes si engorda

Subir de peso más de dos kilos entre embarazos aumenta el riesgo de diabetes gestacional.

11 de Agosto de 2017

Las mujeres que ganan peso entre un embarazo y otro podrían tener más riesgo de desarrollar diabetes gestacional que aquellas que se mantienen en un peso estable, tal y como han asegurado investigadores de la Universidad de Bergen (Noruega), tras realizar un estudio para conocer cómo afecta la obesidad después de un parto a una futura maternidad.

Existen numerosos estudios que señalan al sobrepeso antes del embarazo como un factor de riesgo para desarrollar diabetes gestacional, sin embargo, lo que se buscaba conocer en este estudio, publicado en la revista PLOS Medicine, son los mecanismos subyacentes y cuál es el riesgo de desarrollar esta enfermedad al experimentar un cambio notable en el peso y querer tener otro hijo.

A más kilos extra, más riesgo de diabetes gestacional

Para descubrirlo analizaron los datos del cambio de peso en los embarazos de los dos primeros hijos entre 2006 y 2014 de 24.198 madres del Registro Médico de Nacimientos de Noruega. En los resultados se observó que las mujeres que habían aumentado su peso entre uno y dos kilos entre el primero y el segundo embarazo, tenían un riesgo 35,6% mayor de presentar diabetes gestacional en comparación con aquellas que habían mantenido su peso estable.

Un aumento de peso de más de cuatro kilos entre un embarazo y el siguiente puede multiplicar hasta por cinco el riesgo de desarrollar diabetes gestacional

En los casos en los que el aumento de peso fue de dos kilos se detectó un aumento del doble de riesgo de desarrollar diabetes gestacional. Las mujeres que engordaron entre dos y cuatro kilos tuvieron 2,6 veces más riesgo de padecer esta enfermedad, y las que superaron los cuatro kilos tenían hasta cinco veces más probabilidades. El riesgo también fue más notable en el caso de las mujeres que contaban con un Índice de Masa Corporal (IMC) inferior a 25 en el primer embarazo.

Con este estudio, los investigadores pretenden que durante el periodo de control prenatal también se tenga en cuenta el cambio de peso entre los embarazos como un posible factor de riesgo independiente. A su vez, expresan la importancia de realizar más investigaciones sobre los mecanismos fisiopatológicos de la diabetes gestacional.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD