PUBLICIDAD

Alargar las jornadas laborales eleva el riesgo de depresión en mujeres

Un estudio señala que las mujeres que alargan su jornada laboral en torno a las 55 horas semanales tienen un 7,3% más riesgo de tener síntomas de depresión. En cambio, este aumento no se observó en los hombres.
Escrito por: Caridad Ruiz

28/02/2019

Mujer con síntomas de depresión

Cuando las mujeres trabajan más de 55 horas semanales tienen un mayor riesgo de depresión. También lo incrementa el hecho de trabajar los fines de semana, tanto en hombres como en mujeres. Son las conclusiones de una investigación observacional elaborada por varias universidades londinenses y publicada en la revista Journal of Epidemiology & Community Health. Los autores tomaron los datos de un estudio longitudinal llamado Undestanding Society, que hace un seguimiento de la salud y el bienestar de 40.000 hogares en Reino Unido desde 2009.

Hasta ahora la repercusión en la salud mental que puede tener trabajar más allá de la jornada laboral de 40 horas semanales se había estudiado sobre todo en hombres y en trabajos muy concretos. Pero el objetivo de este nuevo estudio era saber cómo afectan las interminables semanas de trabajo a hombres y mujeres.

Además de su empleo, las mujeres suelen dedicar más horas a trabajos no remunerados como las tareas domésticas o el cuidado de personas

La investigación se centró en los datos recabados entre 2010 y 2012 de 11.215 hombres y 12.188 mujeres y que incluían información sobre la edad, los ingresos, la salud y las características del trabajo. Los resultados descubrieron que las mujeres que trabajan unas 55 horas semanales tienen un 7,3% más síntomas de depresión que aquellas que tienen una jornada de 35 a 40 horas. En cambio, en los hombres no se vio esta diferencia y el riesgo era el mismo tanto si trabajaban más o menos y eso que la mitad de los varones sobrepasa las 40 horas reglamentarias a la semana en trabajos remunerados. En las mujeres lo hace una de cada cuatro, aunque a estas horas de trabajo gratificado hay que sumar las no retribuidas dedicadas a las ocupaciones domésticas.

Otro de los datos que arroja el estudio es que los hombres con hijos trabajan más horas que los que no los tiene. Al contrario que las mujeres: casi la mitad de las madres tienen contratos a tiempo parcial. En los hombres, solo el 15%.

La edad, los ingresos y el tipo de trabajo, factores de riesgo

Los investigadores hallaron que hombres y mujeres con más peligro de padecer síntomas de depresión eran los de más edad, con ingresos más bajos, fumadores y con trabajos con una elevada carga física. El estudio también señala que trabajar los fines de semana se relaciona con un mayor riesgo de depresión en hombres y mujeres, aunque en ellas era más elevado.

Al tratarse un estudio observacional los investigadores analizaron las causas de este aumento en el riesgo de depresión, aunque se puede intuir que se deba a la doble carga que afrontan las mujeres, al responsabilizarse de media de más tareas domésticas que los hombres. Según Gill Weston, autora principal del trabajo, las mujeres trabajan más horas que los hombres porque a la jornada laboral se suman las dedicadas a las tareas del hogar no remuneradas y el cuidado de otras personas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD