Los hombres pueden oler cuando una mujer se excita sexualmente

El sudor de las mujeres cuando están excitadas tiene un olor distinto al de las que no lo están, una diferencia que los hombres pueden apreciar y que hace que aumente su apetito sexual, según ha descubierto la Universidad de Kent.
Escrito por: Natalia Castejón

06/03/2020

Pareja excitada sexualmente

Investigadores de la Universidad de Kent (Reino Unido) han hallado un canal adicional en la comunicación sexual. Se trata del olor que desprenden las mujeres cuando están excitadas, y que según un estudio que han realizado podría ser detectado por los hombres, lo que aumentaría su deseo sexual hacia ellas.

La investigación, publicada en la revista Archives of Sexual Behavior, contó con tres experimentos. En el primero se tomaron muestras del sudor de las axilas de un grupo de chicas de unos 19 años tras ver un vídeo de contenido sexual, o uno sobre la construcción de puentes, y estas muestras fueron olfateadas por un grupo de hombres. Los resultados mostraron que los varones encontraban más atractivas las de las mujeres excitadas, que las de aquellas que no lo estaban.

El olor que desprendía el sudor de las mujeres excitadas resultaba atractivo para los hombres y aumentaba su deseo sexual

En el segundo experimento se analizó cómo había interferido este olor en la respuesta sexual de los hombres y se encontró que las muestras de las que estaban excitadas aumentaron a su vez la excitación de los entrevistados. Por último, en el tercero se mostraron imágenes de mujeres vestidas de manera modesta y con poses comunes, y otras con ropas más seductoras y en posturas insinuantes, y además se les hizo oler muestras similares a las anteriores.

Las poses y la ropa también influyen en la respuesta sexual

Los resultados revelaron que los hombres pasaron más tiempo viendo las imágenes de las mujeres con actitud insinuante y mostraron un mayor interés en tener algún tipo de contacto –sexual o no– con ellas en un cuestionario posterior. El Dr. Arnaud Wisman, psicólogo y uno de los autores del estudio, ha explicado que estas señales olfativas, junto con las expresiones visuales y auditivas de interés sexual, pueden generar una señal más intensa que aumenta la motivación de esta índole.

Por tanto, la detección de la excitación sexual mediante el sentido del olfato podría empezar a catalogarse como un canal adicional en la comunicación que se establece entre dos personas que se sienten atraídas sexualmente, haciendo que estas quimioseñales provoquen excitación en el sujeto contrario.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD