Nueva herramienta detecta el riesgo de autismo mucho más temprano

Demuestran que una herramienta capaz de detectar el autismo de forma temprana –en niños de 12 a 24 meses– y que ya se usa en Australia y otros 10 países, es la más eficaz y precisa del mundo para diagnosticar TEA.
Escrito por: Eva Salabert

14/03/2022

Herramienta detecta autismo precozmente

Detectar los trastornos del espectro autista (TEA) cuando el afectado es todavía un bebé permite una intervención temprana que mejorará la calidad de vida del niño, y por ello los científicos estudian nuevos métodos de diagnóstico del autismo que sean eficaces incluso en bebés. Ahora, una nueva investigación en la que han participado 13.511 niños de entre 11 y 42 meses de edad durante cinco años ha demostrado que la herramienta de Vigilancia de Atención y Comunicación Social–Revisada (SACS-R) y SACS-Preescolar (SACS-PR) es sumamente precisa para identificar a niños muy pequeños que presentan algún TEA.

PUBLICIDAD

El estudio, que se ha publicado en JAMA Open, mostró que de los bebés y niños pequeños de 12 a 24 meses que la herramienta determinó que tenían una “alta probabilidad” de un diagnóstico de autismo, el 83% fueron posteriormente diagnosticados con autismo. Cuando se empleó junto con un chequeo SACS-Preescolar, el 96% por ciento de los niños en el espectro autista fueron identificados por su chequeo de salud a los 3,5 años.

La investigadora principal, la profesora asociada Josephine Barbaro, del Centro de Investigación del Autismo Olga Tennison (OTARC) de la Universidad La Trobe (Australia), ha afirmado que la investigación señala una urgente necesidad de que SACS-R y SACS-Preescolar se implementen en toda Australia y en el mundo, formando parte de controles regulares de salud infantil.

“El diagnóstico temprano mejora los resultados del desarrollo, aumenta la participación en la educación y permite que los niños con TEA comprendan sus necesidades e identidad desde una edad temprana”

“A menudo se les dice a los padres que esperen y vean cuando plantean dudas sobre el desarrollo de sus hijos. Esto significa que la edad promedio de diagnóstico es de alrededor de cuatro a cinco años, y se han perdido oportunidades de apoyo temprano”, indica Barbaro, que añade: “Poner esta herramienta extremadamente efectiva en manos de un profesional de atención primaria de la salud capacitado, de modo que durante sus controles de salud de rutina también estén monitoreando el autismo, constituye una gran diferencia para el diagnóstico temprano”.

PUBLICIDAD

Incorporar la detección del autismo en los controles de salud infantil

Según ha explicado Barbaro, el diagnóstico temprano del autismo es clave porque permite que estos niños puedan acceder antes a intervenciones y apoyos. “SACS-R no solo es la herramienta de detección más eficaz del mundo, sino que, a diferencia de muchas, se puede usar dentro de la comunidad en grandes poblaciones, lo que permite la identificación temprana de niños muy pequeños en todos los ámbitos”. “El diagnóstico temprano mejora los resultados del desarrollo, aumenta la participación en la educación y permite que los niños comprendan sus necesidades e identidad desde una edad temprana”.

Las herramientas Vigilancia de Atención y Comunicación Social–Revisada (SACS-R) y SACS-Preescolar (SACS-PR) han sido desarrollas por la profesora Barbaro durante 15 años y se usan para identificar un grupo de comportamientos característicos en los niños con TEA desde los 11 meses de edad, incluido el uso inconsistente o infrecuente de:

PUBLICIDAD

  • Gestos, como agitar y señalar objetos.
  • Respuesta cuando se le llama por su nombre.
  • Contacto visual.
  • Imitar o copiar las actividades de otros.
  • Compartir intereses con otras personas.
  • Incapacidad de participar en juegos de simulación.

En Victoria (Australia), todos los niños que se someten a controles rutinarios de salud a los 12, 18 y 24 meses ya son monitoreados con la herramienta SACS-R, y la herramienta adicional SACS-Preescolar se puede usar en el control de salud de los 3,5 años para mejorar la eficacia del proceso de identificación, aunque esa capacitación no ha sido financiada todavía en Victoria.

SACS-R ya se utiliza en todo el estado en Victoria y Tasmania, y la capacitación se ha completado además en Nueva Gales del Sur, Queensland y Australia del Sur. Los profesionales de la salud en otros diez países del mundo, incluidos China, Singapur, Polonia, Japón, Nueva Zelanda, Nepal y Bangladesh, también han recibido capacitación en el uso de la herramienta.

PUBLICIDAD

El profesor John Dewar AO, vicecanciller de La Trobe, ha declarado que la herramienta es “Una contribución extraordinaria de los expertos en autismo de La Trobe, esta nueva investigación probablemente conducirá a que incluso más países adopten la herramienta e incorporen programas de detección en sus sistemas de salud”, y que “la identificación temprana del autismo con esta herramienta ya ha cambiado la vida de miles de niños y sus familias en todo el mundo”.

Actualizado: 15 de marzo de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD