El ácido oleico del cerebro, clave para frenar su envejecimiento

El ácido oleico producido en el cerebro resulta clave en el aprendizaje, la memoria, la regulación del estado de ánimo y la neurogénesis, un hallazgo que puede ayudar a desarrollar fármacos para tratar la depresión o el alzhéimer.
Escrito por: Eva Salabert

24/03/2022

Ácido oleico fuente de juventud cerebral

El proceso de envejecimiento también afecta al cerebro, por lo que la edad es una de las causas del deterioro cognitivo leve y otras patologías que tienen un impacto negativo sobre la memoria, como el alzhéimer, o que alteran el estado de ánimo, como la depresión. Un nuevo estudio realizado por científicos del Baylor College of Medicine y el Jan and Dan Duncan Neurological Research Institute (Duncan NRI) del Texas Children's Hospital (Estados Unidos) ha identificado ahora una pieza clave para explicar cómo la memoria y el estado de ánimo se sustentan y regulan en el cerebro.

PUBLICIDAD

Estos investigadores han descubierto que el ácido oleico producido en el cerebro desempeña una función esencial en el proceso que permite el aprendizaje y la memoria y contribuye a la adecuada regulación del estado de ánimo, un hallazgo que abre nuevas vías para desarrollar potenciales estrategias terapéuticas que ayuden a contrarrestar el deterioro cognitivo y las alteraciones del estado de ánimo en personas que padezcan trastornos neurológicos.

El ácido oleico también es el componente principal del aceite de oliva, pero en este caso este alimento –que es uno de los pilares de la dieta mediterránea– no constituye una fuente eficaz de ácido oleico porque es muy probable que no llegara al cerebro, por lo que es necesario que sea producido por las propias células, según han explicado estos expertos.

PUBLICIDAD

Neurogénesis, la ‘fuente de la juventud’

“Hace años, los científicos pensaban que el cerebro de los mamíferos adultos no podía repararse ni regenerarse. Pero la investigación ha demostrado que algunas regiones del cerebro tienen la capacidad de generar nuevas neuronas, un proceso llamado neurogénesis. La región del hipocampo del cerebro de los mamíferos adultos tiene la capacidad continua de formar nuevas neuronas, repararse y regenerarse, lo que permite el aprendizaje, la memoria y la regulación del estado de ánimo durante la vida adulta”, ha explicado la Dra. Mirjana Maletic-Savatic, profesor asociado de pediatría y neurología en Baylor y Texas Children's e investigador en Duncan NRI y coautora del trabajo.

“El cerebro de los mamíferos adultos tiene la capacidad continua de formar nuevas neuronas, repararse y regenerarse, lo que permite el aprendizaje, la memoria y la regulación del estado de ánimo durante la vida adulta”

“Desde que se descubrió la neurogénesis, ha sido concebida como 'la fuente de la juventud'. Pero, con el aumento de la edad, en determinadas enfermedades, o tras la exposición a determinados fármacos o agresiones, la neurogénesis disminuye y esto se ha asociado con el deterioro cognitivo y la depresión”.

PUBLICIDAD

El objetivo del estudio era encontrar una forma de aprovechar la ‘fuente de la juventud’ para reactivar el proceso de neurogénesis para prevenir su decaimiento o favorecer su recuperación. “Sabíamos que la neurogénesis tiene un 'regulador maestro', una proteína dentro de las células madre neurales llamada TLX que es un actor importante en el nacimiento de nuevas neuronas. Sin embargo, no sabíamos qué estimuló a TLX a hacer eso. Nadie sabía cómo activar TLX”, ha señalado el Dr. Damian Young, coautor correspondiente y profesor asociado de farmacología y biología química y de patología en Baylor y Texas Children's y miembro del Centro Oncológico Integral Dan L Duncan de Baylor.

Un hallazgo que puede ayudar a tratar la depresión o el alzhéimer

“Descubrimos que un ácido graso común llamado ácido oleico se une a TLX y esto aumenta la proliferación celular y la neurogénesis en el hipocampo de ratones jóvenes y viejos”, ha declarado la coautora, la Dra. Prasanna Kandel, que añade que “este ácido oleico se produce dentro de las células madre neurales para activar TLX”.

PUBLICIDAD

El hecho de que se haya comprobado que el ácido oleico regula la activación de TLX tiene importantes implicaciones a nivel terapéutico. Según ha dicho Young: “TLX se ha convertido en un objetivo 'drogable', lo que significa que saber cómo se activa de forma natural en el cerebro nos ayuda a desarrollar fármacos capaces de entrar en el cerebro y estimular la neurogénesis”.

“Esta estrategia podría usarse potencialmente para tratar enfermedades como los trastornos depresivos mayores y la enfermedad de Alzheimer. Esto es increíblemente emocionante porque proporciona una nueva forma de tratar estas enfermedades debilitantes que necesitan tratamientos efectivos”, concluye el investigador.

Actualizado: 25 de marzo de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD