PUBLICIDAD

Noticias Mente y emociones

Practicar sexo mejora la función cognitiva

Mantener relaciones sexuales con regularidad se asocia con numerosos beneficios para la salud, desde el fortalecimiento de los músculos pélvicos, hasta una reducción del riesgo de enfermedad cardiaca.
Practicar sexo mejora la función cognitiva

El sexo nos aporta numerosos beneficios, también al cerebro.

16 de Enero de 2014

Mantener relaciones sexuales con regularidad se asocia con numerosos beneficios para la salud, desde fortalecer los músculos pélvicos, hasta reducir el riesgo de enfermedad cardiaca. Al sexo se le han atribuido también propiedades analgésicas y relajantes, y todo esto sin olvidar que no deja de ser una actividad física que también quema calorías y contribuye a activar la circulación sanguínea y a mejorar la fuerza, la flexibilidad y la condición cardiovascular.

El sexo es un placer y aumenta el bienestar psicológico y emocional de las personas y mejora, por lo tanto, su calidad de vida. Pero, además, ahora un nuevo estudio realizado en ratones y ratas ha revelado que la práctica regular de sexo incrementa la neurogénesis, que es la producción de nuevas neuronas en el cerebro, concretamente en el hipocampo, una zona donde se forman los recuerdos a largo plazo.

En el estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Maryland en abril de 2013, se comprobó que tras una actividad sexual continuada los animales mostraron signos de mejoría de la función cognitiva y la función del hipocampo. Se observó, sin embargo que cuando se establecía un tiempo prolongado entre el apareamiento y las pruebas de comportamiento, se perdían las mejoras conseguidas en la función cognitiva a pesar de la existencia de neuronas nuevas.

Una actividad sexual reiterada permite estimular la neurogénesis y restaurar la función cognitiva en las ratas adultas

Estos expertos, por lo tanto, concluyen que, en base a sus resultados, una actividad sexual reiterada permite estimular la neurogénesis y restaurar la función cognitiva en las ratas adultas, siempre que la actividad se mantenga durante todo el tiempo que duren las pruebas.

Unos meses después de este estudio, otro grupo de científicos, de la Universidad de Konkuk de Seúl, realizó una nueva investigación en ratones que reveló que la actividad sexual contrarrestaba los efectos negativos que causaba el estrés crónico sobre la memoria, por lo que explican que practicar sexo puede resultar útil para fomentar la neurogénesis del hipocampo en los adultos y ayudar a preservar la memoria de reconocimiento frente a la acción del estrés crónico.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

76%
aumentaron los casos de malaria en Venezuela en 2016 a causa de la crisis económica
'Fuente: 'Foro Malaria en las Américas 2017, convocado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS)''