PUBLICIDAD

Comer verduras de hoja verde reduce el riesgo de degeneración macular

El consumo regular de verduras de hoja verde y remolacha puede favorecer la salud ocular y ayudar a prevenir la degeneración macular asociada a la edad en etapas tempranas, gracias a sus nitratos vegetales.
Escrito por: Natalia Castejón

25/10/2018

Vegetal de hoja verde y remolacha

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) –una enfermedad que provoca la pérdida de visión central e interfiere en la lectura, la escritura o la conducción– podría ser más fácil de prevenir con tan solo consumir de manera habitual verduras de hoja verde y remolacha, según ha descubierto un grupo de científicos del Westmead Institute para la Investigación Médica en un estudio reciente publicado en el Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics.

Al parecer, estos beneficios provienen de los nitratos vegetales que presentan este tipo de hortalizas, y que al ingerirse se convierten en óxido nítrico, un compuesto utilizado en suplementos para deportistas, y cuyo consumo insuficiente o excesivo ha sido vinculado a enfermedades oculares.

Beneficios de los nitratos vegetales para la salud ocular

Por ello, los investigadores realizaron un estudio para analizar los efectos de ingerir entre 100 mg y 142 mg de nitratos vegetales para la salud ocular. Para hacerse una idea, las espinacas contienen unos 20 mg de nitratos por cada 100 g, mientras que la remolacha tiene 15 mg por cada 100 g. La muestra fue de 2.037 personas mayores de 49 años, que aportaron información sobre sus dietas durante 15 años.

Consumir entre 100 y 142 mg de nitratos vegetales cada día reduce un 35% el riesgo de desarrollar degeneración macular en etapas tempranas

Después de ajustar factores como el sexo, la edad, el tabaquismo, el consumo de pescado y de energía, los resultados fueron que los que tomaban entre 100 y 142 mg de nitratos vegetales al día presentaban un 35% menos riesgo de tener DMAE en etapas tempranas, en comparación con los que tomaban menos de 69 mg al día.

Bamini Gopunath, uno de los autores del estudio, ha explicado que, de confirmarse sus hallazgos, la ingesta de verduras de hoja verde y remolacha podría convertirse en una estrategia muy sencilla y económica para ayudar a prevenir la degeneración macular temprana –pues no ha mostrado efectos en la etapa tardía–, siempre y cuando se tomen las cantidades recogidas en la investigación, pues tomar más de esa cantidad no ha reportado mayores beneficios.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD