PUBLICIDAD

Noticias Tercera edad

Un yogur al día puede mejorar la salud ósea de las mujeres

La ingesta de al menos una porción de yogur al día podría estar relacionada con una mayor densidad ósea y un menor índice de masa corporal (IMC) en mujeres posmenopáusicas sanas, según un estudio observacional.
Un yogur al día puede mejorar la salud ósea de las mujeres

El consumo de yogur podría favorecer la densidad ósea de las mujeres tras la menopausia.

17 de Octubre de 2016

Al yogur, producto que obtenemos a través de la fermentación de dos bacterias de la leche (Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus), se le atribuyen numerosos beneficios. Así, en 2011, por ejemplo, una investigación vinculaba su consumo con un menor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Un año después, otro estudio lo relacionaba con una menor tensión arterial. Y, en 2014, dos equipos investigadores añadían nuevos dones al yogur: uno afirmaba que este producto lácteo estaba directamente asociado con un menor riesgo de diabetes, y otro con menos probabilidades de desarrollar obesidad. En todos los casos, eso sí, se trataba de estudios de tipo observacional.

Ahora, expertos suizos sugieren que la ingesta de al menos una porción de yogur al día podría estar relacionada con una mayor densidad ósea en mujeres posmenopáusicas sanas. Además, los investigadores observaron que dichas mujeres tenían un menor índice de masa corporal (IMC) y menos grasa que las mujeres que no consumían yogur. Y esto era independiente de cualquier otro factor que pudiera explicar las diferencias en la densidad ósea, como podría ser la actividad física, o la ingesta total de calcio a través de otros productos.

La riqueza en calcio y proteínas que tiene el yogur estaría relacionada con una menor pérdida de densidad ósea y con la protección contra posibles enfermedades de los huesos

La explicación, según los resultados obtenidos durante este estudio, que se ha presentado en la Asamblea Anual de la Sociedad Americana de Investigación Ósea y Mineral, se encontraría en la riqueza en calcio y proteínas que tiene este tipo de productos fermentados, un aporte nutricional que protegería a los huesos de posibles enfermedades óseas, patologías que influyen de manera negativa en la calidad de vida.

Para realizar el estudio, encabezado por el doctor Emmanuel Biver, jefe de residentes en el Hospital Universitario de Ginebra (Suiza), se han utilizado los datos de 733 mujeres sanas que estuvieran en la etapa posterior a la menopausia, procedentes de la Geneva Retirees Cohort (GERICO), un estudio epidemiológico, observacional y analítico, que investiga los efectos del envejecimiento sobre la salud ósea y muscular, tomando como muestra a 1.036 hombres y mujeres sanos de entre 63 y 67 años.

Control de la declaración de propiedades saludables

Si bien las recomendaciones dietéticas oficiales incluyen el consumo de yogur como un producto saludable dentro de la dieta, en base a las diferentes investigaciones realizadas sobre el mismo, no podemos pasar por alto que las afirmaciones acerca de las propiedades saludables en los productos alimenticios siempre deben evaluarse científicamente de acuerdo con la European Food Safety Authority (EFSA). De esta forma, se intenta evitar que los fines comerciales de la industria alimentaria puedan distorsionar la realidad con respecto a los alimentos que consumimos.

Según la EFSA, las propiedades saludables que se atribuyen a los alimentos funcionales, entre los que se encuentran productos lácteos como los yogures, no están demostradas por la ciencia. En el caso del último estudio sobre la relación entre mejor salud ósea y consumo de yogures, se trata de un estudio de tipo observacional, por lo que habrá que esperar para saber la valoración de la autoridad europea al respecto.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD