PUBLICIDAD

Cómo proteger a tu bebé del calor
Las altas temperaturas propias del verano no sientan bien a los bebés. Y es que el calor, además de incómodo, puede causarles problemas. Estos consejos te ayudarán a mantener fresco e hidratado a tu pequeño.
Escrito por Alhelí Quintanilla, Periodista especializada en infancia y embarazo

Protege a tu bebé del sol en los paseos, piscinas y playas

Bebé en la playa protegido del sol

En la playa, protege a tu bebé del sol y el calor con gorritos, sombrillas, cremas o ropa protectora.

Los bebés y los niños pequeños no pueden recibir los rayos del sol de forma directa, así que es mejor evitar el paseo, la playa o la piscina entre las once de la mañana y las seis de la tarde, precaución que hay que redoblar si sufrimos una ola de calor.

Para llevarle de paseo, buscaremos lugares frescos y de sombra y saldremos equipados con gorros, sombrilla, agua y ropa ligera, aunque recordad que en muchos lugares, como las grandes superficies o los restaurantes, el aire acondicionado es muy potente, por lo que conviene llevar siempre en la bolsa de paseo una mantita o alguna chaqueta por si hubiera que abrigarle.

Si acudís a la piscina o a la playa, buscad un lugar con árboles o que tenga sombra, y cubrid al bebé con sombrillas o parasoles, o incluso podéis adquirir unas tiendas ad hoc para bebés de venta en tiendas especializadas. Y si tiene más de seis meses, la crema solar es imprescindible.

Por último, una precaución que nunca está de más recordar: jamás se debe dejar a un bebé o niño pequeño solo dentro de un vehículo ni un momento, y mucho menos durante una ola de calor; existe un gravísimo riesgo de que sufra un golpe de calor o hipertermia en muy pocos minutos, con grave peligro para su vida.  

Actualizado: 19 de Junio de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD