PUBLICIDAD

Noticias Bebés y niños

Un test genético identifica la causa de muerte del feto

Un nuevo test revela que hasta el 8% de los casos de muerte intrauterina del feto por causas desconocidas se deben a anomalías genéticas asociadas a dos enfermedades cardiacas.
Profesional médico sostiene un tubo lleno de líquido para analizar

Una de las autoras del estudio recomienda que este test se instaure como prueba de rutina cuando el feto muera sin causa conocida.

11 de Julio de 2012

Cuando el futuro bebé muere en el interior del útero de su madre tras la semana 14 de embarazo, lo que se conoce como muerte intrauterina del feto, en más del 50% de los casos se desconocen las razones por las que se ha producido el fallecimiento.

La autopsia no siempre puede detectar las causas de la muerte, pero un nuevo test genético que se realiza primero al feto fallecido y posteriormente a sus progenitores, ha descubierto que hasta un 8% de estas muertes pueden ser debidas a dos malformaciones genéticas relacionadas con patologías cardiacas, una de las cuales es el síndrome de Brugada –denominado así por el médico español del mismo nombre que lo identificó.

El test revela que hasta un 8% de los casos de muerte intrauterina del feto por causas desconocidas se deben a anomalías genéticas asociadas a dos enfermedades cardiacas

El nuevo análisis genético es el resultado de un estudio que se ha presentado en la Reunión Anual de la Sociedad Europea de Genética Humana, cuyos autores decidieron llevar a cabo una investigación teniendo en cuenta que entre el 10 y el 15 por ciento de los niños que fallecen a causa de muerte súbita son portadores de alteraciones genéticas relacionadas con el síndrome de Brugada o el del QT largo, dos enfermedades hereditarias que se caracterizan por un ritmo cardiaco irregular.

Los investigadores explican que realizar el test a los fetos fallecidos y detectar alguna de estas anomalías, ayudaría a diagnosticarlas también en la madre, lo que permitiría administrarle un tratamiento apropiado –por lo general betabloqueantes– y evitar que el siguiente embarazo pueda terminar también con la muerte del feto. Por este motivo, Alice Ghidoni, de la Universidad de Pavía en Italia y una de las autoras del estudio, recomienda que este test se instaure como prueba de rutina siempre que se produzca la muerte intrauterina del feto sin causa conocida.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Tres
millones de personas en España padecen dolor neuropático
'Fuente: 'Sociedad Española de Neurología''